La Dirección General de Policía Nacional ha trasladado a los agentes antidisturbios desplazados a Barcelona a mejores habitaciones. Concretamente, pasarán de convivir en literas con capacidad para alojar a 40 personas en una misma sala a contar con habitaciones para tres huéspedes como máximo. Los 80 habían sido destinados al cuartel militar del Bruc.

Según Efe, los agentes se encuentran desde la mañana del sábado alojados en habitaciones «perfectamente acondicionadas con capacidad para tres personas». El responsable de los policías destinados en Cataluña con ocasión de la celebración de la fiesta regional, la Diada, y de los disturbios del 1-0, ha asegurado que se les ha ofrecido si alguno quería cambiar de alojamiento; pero al parecer todos han optado por seguir en el acuartelamiento del Bruc.

«Piolín, una mansión»

«El Piolín era una mansión», declaraban agentes a El Independiente acerca de las condiciones de las literas. Las instalaciones actuales están están dotadas de las medidas de seguridad adecuadas para alojar tanto a los agentes como a los vehículos policiales desplazados.

El sindicato UFP denunció esta semana las malas condiciones en las que se hospedaban los agentes. «Vergonzosa situación de hacinamiento a la que Interior somete a nuestros compañeros de la UIP desplazados a Catalunya por la Diada», dijo UFP.