El independentismo tiene un objetivo este domingo: reventar la manifestación convocada por la asociación ‘Hablamos Español’ para reclamar la libertad de elección de la lengua en la escuela catalana. La movilización, prevista desde el pasado mes de junio, recorrerá este domingo desde las 12 de la mañana las calles de Barcelona, desde la Plaza de la Universidad hasta la Plaza Sant Jaume, donde se ubica el Palau de la Generalitat.

Es en el final del recorrido donde las bases independentistas pretenden actuar. Desde el pasado martes, tras la finalización de la Diada, un pequeño grupo de personas está acampado en Sant Jaume reclamando movilización permanente y la implementación de la República. La iniciativa no ha tenido especial seguimiento, pero la coincidencia con el recorrido de la manifestación por la igualdad lingüística ha dado fuerzas renovadas a los concentrados, que han usado las redes para hacer un llamamiento: llenar la plaza e impedir que la manifestación pueda tener lugar.

La propia cuenta de Twitter de la «acampada por la Libertad» aseguró este viernes haber recibido la visita de una «unidad del grupo de mediación» de los Mossos d’Esquadra. Según el relato de los acampados, los agentes les trasladaron que debían despejar la plaza el domingo y que, de no hacerlo, serían desalojados. Se lanzó entonces el hashtag #OmplimStJaume (#LlenemosStJaume) para dificultar el hipotético desalojo, ocupar la plaza del Palau e impedir la manifestación.

Los organizadores de la manifestación desconfían del supuesto aviso de los Mossos. «No nos lo creemos», trasladan en conversación con El Independiente. Y aseguran que este mismo viernes visitaron la plaza para comprobar la situación y preguntar a los agentes allí presentes cuál sería el protocolo de actuación. La respuesta fue tibia: «Pondremos un cordón para separar».

Minutos después, la propia consejería de Interior de la Generalitat, encabezada por Miquel Buch, ha confirmado que no tiene ninguna intención de movilizar a los Mossos d’Esquadra para desalojar la plaza si ésta finalmente se llena. «Ante las noticias difundidas y no contrastadas, Interior informa que no se prevé desalojar el domingo la acampada de la Plaza de Sant Jaume», ha dicho el departamento. En un tweet posterior, añade: «El domingo los Mossos garantizarán la libertad de expresión y el derecho de manifestación de todo el mundo y sin distinción, siempre y cuando estos derechos fundamentales se ejerzan democráticamente y de forma pacífica».

Los CDR ya se han sumado de forma oficial a la contramanifestación. «Hagamos frente al odio destructivo del españolismo rancio», reza su convocatoria, que subraya que «la escuela en catalán no se toca».

La plaza de Sant Jaume será ‘campo de batalla’ habitual en los próximos días. No sólo por la manifestación por la igualdad lingüística en la escuela y la administración convocada por ‘Hablamos Español’, sino especialmente el próximo domingo, cuando está prevista en el mismo lugar una convocatoria organizada por el sindicato JUSAPOL, que pretende ser de apoyo a los Policías Nacionales y Guardias Civiles que participaron en el operativo del mes de octubre pasado.

Ante esa cita, la organización independentista Arran, vinculada a la CUP, ya ha emitido una contraconvocatoria en la que llaman a concentrarse en el mismo espacio para organizar una manifestación en la que pretenden «llenar de pintura» a los agentes que se manifestarán. Algo similar hicieron este mismo martes, durante la Diada, cuando lanzaron huevos y pintura contra la sede de la Policía en Via Laietana.