Societat Civil Catalana (SCC) ha condenado de forma “flagrante” la “actitud” de un sector del independentismo durante la marcha de este domingo organizada en Barcelona por la plataforma ‘Hablamos español’, que ha bloqueado una parte del recorrido de la manifestación, “evitando, de esta forma, que la entidad constitucionalista pudiera expresarse con libertad en la vía pública”.

“Se trata de un hecho absolutamente antidemocrático que, de seguir así, nos conduce hacia escenarios muy preocupantes en los que acabará predominando el totalitarismo”, advierte SCC, que ha expresado su “profunda solidaridad” con ‘Hablamos Español’.

Colaboración activa de los Mossos

Asimismo, ha denunciado que en la jornada de este domingo el independentismo ha contado con la colaboración activa de los Mossos d’Esquadra. A juicio de la entidad, en vez de facilitar la marcha constitucionalista, “bajo las órdenes políticas del gobierno de la Generalitat”, se ha dedicado a impedir que transcurriera tal y como estaba planificada. Es decir, terminando en la plaza de Sant Jaume, donde el independentismo ha programado una contramanifestación no autorizada.

Así, para SCC este episodio, que califican de “lamentable”, es una “nueva muestra de que el Ejecutivo catalán no sólo no representa al conjunto de la ciudadanía, sino que está dispuesto a utilizar todo el poder que dispone para impedir que todo aquel ciudadano o colectivo que piensa diferente lo pueda expresar libremente”.

El sábado, el departamento de Interior de la Generalitat ya había expresado que no tenía ninguna intención de desalojar a los posibles acampados en Sant Jaume a fin de garantizar el derecho de manifestación de ‘Hablamos Español’. Este domingo, cuando la marcha se encaminaba hacia su destino final, se han encontrado con la plaza llena de manifestantes independentistas y a los Mossos protegiéndolos.

“En este momento, en Cataluña hay un gobierno que está en contra de la libertad de expresión y pedimos al gobierno del Estado que tome buena nota de lo que ha sucedido y defienda y proteja no únicamente a los catalanes a favor de la permanencia de Cataluña en España, sino a todos aquellos catalanes que pretenden alcanzar sus objetivos democráticamente”, concluye SCC.