Política

Alonso rompe con Urkullu: "Ya no me quedan motivos para confiar en usted"

El presidente del PP vasco da por finalizado el apoyo al lehendakari de los últimos dos años

Ha sonado a despecho, ha sabido a venganza y se ha lanzado a modo de advertencia. El PP ya no quiere saber nada del PNV. Se acabó ceder su necesario voto para completar la mayoría absoluta a la coalición PNV-PSE. La ruptura parecía evidente desde hace tres meses pero este jueves se ha escenificado con dureza en el Pleno de Política General que se celebra en el Parlamento vasco y que da inicio al curso político. Ha sido el eco en Euskadi del sí a Pedro Sánchez dado por el PNV y que expulsó a Mariano Rajoy de La Moncloa.

El presidente de los populares vascos lo ha dejado claro en la tribuna de oradores. Mirando directamente al lehendakari Iñigo Urkullu le ha reconocido que «ya no me quedan motivos para confiar en usted». La afirmación ha certificado la ruptura de una relación que acumulaba ya dos años, con altibajos pero capaz de dotar al gobierno de coalición PNV-PSE de la estabilidad necesaria -a falta de un voto para la mayoría absoluta- para sacar adelante los presupuestos de los dos primeros años de la legislatura.

Este jueves ha quedado reflejado que la segunda parte del actual mandato no será nada sencillo para Urkullu. El PP de Alonso ya no está dispuesto a salvarle. La izquierda abertzale de Arnaldo Otegi es un riesgo soberanista demasiado tóxico y las demandas de Podemos se encuentran en muchos casos en las antípodas de sus prioridades. Y la dificultad se agrava a escasos ocho meses de las elecciones municipales y forales en el País Vasco.

Rectificar

La herida del pasado 1 de junio en el pleno que votó la moción de censura en el Congreso aún sangra. Los reproches lanzados por el ex ministro de Sanidad de Rajoy no han dejado lugar a dudas de que es así: «O rectifica o le esperan dos años muy difíciles», le ha espetado a Urkullu en un duro mensaje. El PP tiene claro que el PNV con el que llegó a mantener sintonía bilateral en Madrid y en el País Vasco en la primera parte de esta legislatura ya no es el mismo. Además de haber facilitado el relevo en el Gobierno de España ha emprendido un camino por un nuevo estatus vasco con el único apoyo de EH Bildu.

Alonso insta a Urkullu a rectificar, «o le esperarán dos años muy difíciles»

Es aquí donde el PP le urge a rectificar si quiere contar de nuevo con su apoyo: «Ya no me quedan motivos para confiar en usted. Cada día que pasa y mantienen su acuerdo con Bildu para liquidar el Estatuto pone en juego la estabilidad y nos acerca un poco más al abismo». Alonso ha cuestionado que en el debate por un nuevo estatuto vasco sea la izquierda abertzale la que ha logrado «arrastrar» al PNV a sus postulados. De nada han servido para rebajar la crítica popular las llamadas hechas por la mañana por el lehendakari en aras a buscar «ensanchar» los acuerdos para la aprobación del futuro estatuto vasco.

Alonso ha reclamado al PNV y a Urkullu que den «un paso atrás» en sus posiciones. Les ha advertido que si quieren contar con el apoyo del PP ya no les valdrá sólo su palabra, «¿Qué valor tiene?: «Queremos hechos, aunque la realidad nos invita sólo al pesimismo». Ha recordado a Urkullu que ha desperdiciado las oportunidades que el PP le brindó para blindar la estabilidad que tantas veces ha reclamado el Ejecutivo: «Yo le garantice que si apostaba por la estabilidad no le dejaría colgado. El que me ha dejado colgado ha sido usted a mi», le ha recriminado.

Acuerdo «de país» con Bildu

No ha sido el PP el único que ha defendido un mensaje crítico con Urkullu. Incluso sus socios de Gobierno, el PSE ha reprochado al PNV haberse embarcado en un proceso soberanista con el único apoyo de la izquierda abertzale. El Parlamento Vasco encargó recientemente al grupo de expertos designado por los partidos políticos la redacción del articulado del proyecto de nuevo estatuto. Un documento que a su vez tendrá que basarse en el texto acordado en la Cámara y que sólo contó con el respaldo del PNV y la coalición EH Bildu.

Urkullu a Bildu: «Prefiero gestionar ilusiones que no frustraciones»

Hoy la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte ha instado a Urkullu a romper su acuerdo de coalición con el PSE y explora un acuerdo «de país» con la izquierda abertzale. Le ha prometido apoyo si apuesta por dar pasos que de verdad faciliten un acuerdo «de igual a igual» con España y sacan a Euskadi de la actual «sumisión» con el Estado.

El propio Urkullu se ha referido al proceso de redacción del futuro estatuto vasco durante su turno de réplica. En contra de lo afirmado por el sector más soberanista de su partido, que no desprecia un acuerdo mayoritario entre formaciones nacionalistas, el lehenedakari ha señalado que sería un «estrepitoso fracaso» aspirar a sacar adelante un texto articulado con el único respaldo de las formaciones abertzales. Urkullu siempre ha defendido que sería inviable que tal documento superará la tramitación en las Cortes Generales si no ha logrado un consenso amplio y transversal previamente en Euskadi. «Prefiero gestionar ilusiones que no frustraciones», ha afirmado.

Comentar ()