Ocurrió de noche hace más de una década, el 9 de marzo de 2008. Un grupo de jóvenes, varios de ellos encapuchados, fue interceptado en el Casco Viejo de Pamplona portando bolsas sospechosas. Tras darles el alto, los agentes de la Policía Foral vieron cómo una lluvia de artefactos incendiarios eran lanzados contra la furgoneta en la que se encontraban, más de una docena impactaron en el vehículo. Lo que pudo haber sido una masacre se saldó con heridas graves a dos agentes, un susto difícil de olvidar y un detenido; Hodei Ijurko. El resto del grupo de agresores logró escapar.

Ahora, Ijurko ha cumplido la condena que le impuso la Justicia: 16 años de cárcel en primera instancia rebajados posteriormente a diez años por el Tribunal Supremo. El pasado jueves abandonó la prisión de A Lama (Pontevedra) y regresó a Navarra. En la localidad de Etxarri Aranatz, con la que le unen lazos familiares, le rindieron un homenaje en el que, según ha denunciado hoy el PP en Navarra, participó la alcaldesa de la localidad, Eneka Maiz y una de las concejales de EH Bildu.

La alcaldesa de Etxarri Aranatz, Eneka Maiz, primera por la izquierda, durante el acto de bienvenida.

La alcaldesa de Etxarri Aranatz, Eneka Maiz, primera por la izquierda, durante el acto de bienvenida. PPN

Ijurko fue recibido con todos los honores en el municipio navarro. Un pasillo conformado con pancartas de apoyo a presos, ikurriñas y al gripo de «Presoak kalera amnistia osos» (Los presos a la calle, amnistía total), le dio la bienvenida con un aurresku. El acto se celebró en tono festivo. Hoy esta previsto que de nuevo sea homenajeado, en esta ocasión en el barrio de Iturrama de Pamplona, donde reside. Tanto el PP como el Colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco (Covite) y el sindicato de la Policía Foral han solicitado que se prohíba el acto previsto para las 19.00 horas de esta tarde.

El PPN ha emitido una nota en la que se condena no sólo el homenaje celebrado ayer sino también la presencia de la primera edil de Etxarri en el mismo, «es indignante que la máxima responsable del municipio, que se debe a todos los vecinos y vecinas, se dedique a homenajear presos etarras», asegura el concejal popular en Etxarri Aranatz, Juan Antonio Extremera.