El acuerdo suscrito por JxCat y ERC para intentar sustituir a los diputados suspendidos sin acatar la interlocutoria del Tribunal Supremo ha conseguido hoy la unanimidad, en contra, de toda la oposición catalana. El PSC ha advertido de que llevará el acuerdo al Tribunal Constitucional si los votos se hacen efectivos en los términos actuales, C’s ha hablado de «semana negra para Cataluña» y el PP ha pedido elecciones. Incluso CatEC, determinante para el acuerdo del martes, ha acusado hoy directamente a JxCat de engañar a sus socios con la propuesta.

«Nos gustaría que la legislatura transcurra con seguridad jurídica» ha advertido la portavoz socialista, Eva Grandados. Pero si Roger Torrent, presidente del Parlament, «decide contabilizar votos de los diputados suspendidos y no sustituidos» ha añadido en referencia a Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, «el PSC irá en amparo al TC, no podemos hacer politica con votaciones nulas».

Granados ha señalado además que «lo que votó el pleno» en referencia al dictamen aprobado el martes por JxCat, ERC, CatEC y la CUP «no tiene sentido» porque rechazaba la suspensión pero acordaba la fórmula para sustituir a los suspendidos. A partir de ahí, ha argumentado, «todo lo demás es comedia de la barata».

Pese a ello, Granados ha asegurado que «los dos votos de ERC son validos» dictamen que comparten CatEC y PP, así como los letrados, y ha pedido a Torrent que aproveche la suspensión del pleno para reconsiderar su posición.

Granados se hacía eco así de la petición explicitada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en sus redes sociales. Sánchez ha reclamado «superar el conflicto, construir convivencia dentro del respeto a la Constitución y al autogobierno catalán».

Semana negra en Cataluña

Por su parte la líder de C’s, Inés Arrimadas, ha señalado la «semana negra para Cataluña» que se ha completado hoy con el caos en el Parlament. «Desde los actos violentos del lunes hasta saltarse las resoluciones judiciales» ha lamentado Arrimadas, que ha exigido a Pedro Sánchez que deje de hablar de normalidad en Cataluña.

«¿Esto es normalidad?» se ha preguntado la líder de la oposición en Cataluña. «Espero que el Gobierno de España entienda que no puede estar en manos de los que protagonizan espectáculos como el de hoy» ha añadido tras señalar que ha sentido «vergüenza e indignación en el Parlament».

En términos similares se ha expresado la portavoz de los comunes, Jessica Albiach. El partido que el martes permitió que saliera adelante el acuerdo para aplicar la suspensión de los diputados procesados se ha sentido especialmente traicionado por la actuación de JxCat, a los que Albiach ha acusado directamente de «cargarse el acuerdo».

Petición de elecciones

«JxCat y ERC tienen que pensar si son capaces de gobernar juntos» ha advertido la dirigente morada, quien ha apuntado que «las elecciones no son la mejor opción, porque significa alargar la parálisis y no solucionan nada, pero este gobierno no puede seguir de crisis en crisis».

«Cómo piden diálogo a Sánchez si no son capaces de pactar entre ellos», se ha preguntado Albiach, tras denunciar que «están acabando con la seguridad jurídica, el pueblo de Cataluña no merece pasar esta vergüenza»

También el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha pedido elecciones anticipadas tras el «espectáculo de nueve horas de hoy».  El dirigente popular ha reconocido que «quedan pocos calificativos para describir lo que ha pasado», que ha definido como «una estafa democrática, la perversión de las instituciones, demuestra que Cataluña esta gobernada por antisistema de las propias instituciones catalanes».

Albiol ha acusado a Quim Torra, a ERC y a la CUP de estar «reventando las instituciones catalanas» y ha concluido «la unica solución digna pasa por disolver Parlament y nuevas elecciones para devolver la dignidad a la institución».