Política

La Junta de Andalucía ha dado 971.000 € en ayudas a la empresa panameña de la nieta de Franco

Carmen Martínez-Bordiú ha recibido cuantiosos fondos públicos en las dos últimas décadas por la explotación agrícola y ganadera de la finca que tiene en Sevilla a través de una compañía que sigue radicada en Panamá: Triana Enterprises SA

logo
La Junta de Andalucía ha dado 971.000 € en ayudas a la empresa panameña de la nieta de Franco
Carmen Martínez-Bordiú, duquesa de Franco y nieta del dictador.

Carmen Martínez-Bordiú, duquesa de Franco y nieta del dictador. EP

Resumen:

Carmen Martínez-Bordiú ha recibido cuantiosos fondos públicos en las dos últimas décadas por la explotación agrícola y ganadera de la finca que tiene en Sevilla a través de una compañía que sigue radicada en Panamá: Triana Enterprises SA.

El 68 % de los fondos públicos otorgados por la Junta de Andalucía a la compañía registrada en el país centroamericano se concedieron mientras Panamá era considerado paraíso fiscal.

Sólo desde que Susana Díaz está al frente del Ejecutivo andaluz, la sociedad panameña de la nieta del dictador ha recibido al menos 131.500 euros.

Carmen Martínez-Bordiú hipotecó su finca sevillana en 2007 por 120.000 euros: en sólo dos años obtuvo más de 141.000 euros en fondos públicos.

La Junta de Andalucía ha concedido ayudas agrícolas y ganaderas por un montante superior a los 971.000 euros a la empresa panameña de Carmen Martínez-Bordiú (Triana Enterprises SA), titular al cien por cien de la finca que la nieta de Franco posee desde hace casi 25 años en la Sierra Norte de Sevilla.

Como desveló El Independiente el pasado 6 de agosto, Martínez-Bordiú compró la finca Los Camochos -ubicada en la localidad de Cazalla de la Sierra y con una extensión de 360,71 hectáreas- a través de Triana Enterprises SA, una sociedad inexistente en el Registro Mercantil de España pero que sí está inscrita en el de Panamá. La constitución de esta compañía se formalizó el 7 de noviembre de 1994 y se dio de alta en el registro al día siguiente, cuando el país centroamericano tenía la consideración de paraíso fiscal.

Semanas después, concretamente el 16 de diciembre de 1994, la hoy duquesa de Franco escrituró la compra de Los camochos en la notaría sevillana de Antonio Ojeda Escobar, como consta en el Registro de la Propiedad de Cazalla de la Sierra. No ha trascendido el precio que pagó por la finca, adquirida al entonces alcalde socialista de Cazalla de la Sierra: Ángel Rodríguez de la Borbolla, hermano del presidente andaluz entre 1984 y 1990.

En respuesta a una pregunta formulada a través del Portal de la Transparencia, la Junta de Andalucía ha cifrado en 971.167,94 euros el importe de las ayudas concedidas a Triana Enterprises SA por la explotación agrícola y ganadera de la citada finca entre 1996 y 2017. La Administración autonómica no dispone de información anterior a 1996, lo que impide saber el importe de los fondos públicos que dicha empresa recibió en 1995.

Se trata de ayudas controladas por la Junta de Andalucía pero financiadas en su mayor parte por la Unión Europea a través de la Política Agrícola Común (PAC) y el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), instrumento éste con el que Bruselas promueve el desarrollo sostenible en las zonas rurales de los estados miembros. Hasta 2014, Andalucía estaba considerada como ‘Región Objetivo 1’, lo que le ha permitido recibir cuantiosos fondos comunitarios.

Desglosados los datos facilitados por la Dirección General de Ayudas Directas y de Mercados (dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural) a través del Portal de la Transparencia, fue 2005 el año en que Triana Enterprises recibió un mayor volumen de ayudas: 107.978,07 euros. Más de la mitad de ese dinero -concretamente 63.412 euros, el 58,7 % del total- correspondía a ayudas agroambientales por ser entonces Andalucía una de las regiones de convergencia y contaron con financiación de la Administración autonómica.

La sociedad panameña de la nieta de Franco también recibió aquella anualidad primas por la crianza de vacas nodrizas (24.706,96 euros) y ovejas no lecheras (1.090,64), entre otras ayudas por la explotación de la finca. Según se describe en la inscripción que consta en el Registro de la Propiedad, Los camochos es “tierra calma, pastos con algunos chaparros, encinas y olivar adehesado”.

Imagen aérea de la finca 'Los camochos', ubicada en el término de Cazalla de la Sierra (Sevilla).

Imagen aérea de la finca ‘Los camochos’, ubicada en Cazalla de la Sierra (Sevilla). A la izquierda se aprecia el cortijo. GOOGLE MAPS

La concesión de ayudas a Triana Enterprises se inició en la etapa de Manuel Chaves como presidente de la Junta de Andalucía (1990-2009), continuó con José Antonio Griñán (2009-2013) y se ha mantenido con Susana Díaz, al frente del Ejecutivo regional desde el 7 de septiembre de 2013 y quien tratará de prolongar la hegemonía socialista en Andalucía tras las próximas elecciones autonómicas.

El 68 % de los fondos públicos a Triana Enterprises SA se concedieron mientras el país centroamericano era considerado paraíso fiscal

En concreto, las ayudas agrícolas y ganaderas a la empresa de Carmen Martínez-Bordiú entre 2014 y 2017 ascendieron a 131.499,74 euros. Parte de estos fondos están relacionados con una línea de apoyo incluida por el Ejecutivo andaluz en su Programa de Desarrollo Rural para el septenio 2014-2020 con la que pretende impulsar la producción ecológica, fomentando los sistemas productivos que son respetuosos con el medio ambiente.

Con diferencia, ha sido 2017 el año en que Triana Enterprises ha recibido menos fondos públicos: 10.200,59 euros. Se trata de seis pagos en concepto de conversión y mantenimiento de prácticas de agricultura ecológica en el olivar, con financiación tanto del FEADER como de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. No hay ninguna ayuda vinculada a la explotación ganadera, lo que permite intuir que ha cesado la producción de vacas nodrizas, cabras y ovejas no lecheras.

Cuando en 1994 se inscribió Triana Enterprises en el Registro de Panamá, este país tenía la consideración de paraíso fiscal. España no borró a esta nación de su lista hasta que el 25 de julio de 2011 -siendo José Luis Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno- entró en vigor el convenio que ambos países habían firmado en Madrid el 7 de octubre de 2010 para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal.

A la luz de los datos facilitados por la Junta de Andalucía, la sociedad panameña de Carmen Martínez-Bordiú recibió al menos 661.019,09 euros mientras el país centroamericano aún era considerado como paraíso fiscal por España (el 68,07 % del total). Sólo en los años 1997 y 1998 no le constan ayudas.

Sólo desde que Susana Díaz está al frente del Ejecutivo andaluz, la sociedad panameña de la nieta del dictador ha recibido al menos 131.500 euros

Según la información disponible en el Registro de la Propiedad, Carmen Martínez-Bordiú hipotecó Los camochos en 2007 tras formalizar un crédito de 120.000 euros con la Caja San Fernando, fusionada posteriormente con El Monte para dar lugar a Cajasol antes de la creación de Banca Cívica y la posterior absorción de ésta por parte de Caixabank. Este préstamo tenía un periodo de amortización de 15 años a contar desde el 10 de agosto de 2007, por lo que en principio no se terminará de pagar hasta 2022.

El año en que la nieta de Franco pidió el préstamo, su empresa panameña recibió 72.676,47 euros en ayudas públicas por la explotación agrícola y ganadera de la finca, cantidad equivalente al 60,5 del capital principal del crédito solicitado. En dos años recibió una cantidad suficiente (141.120 euros) para devolver el dinero y pagar los intereses (18.000 euros).

Como puede comprobarse en el Registro Público de Panamá, Martínez-Bordiú no figura entre los cargos y designaciones de Triana Enterprises, una típica compañía offshore con testaferros que actúan a modo de pantalla para ocultar la verdadera identidad de los reales propietarios.

Así, el presidente y director de la compañía panameña propietaria de la finca sevillana es el licenciado Licímaco Herrera Soto, que se presenta en su perfil de Linkedin como gerente de contabilidad en International Management & Trust Corp. Con sede en el último piso del número 10 de la calle Elvira Méndez de Ciudad de Panamá, se trata de un grupo especializado en la prestación de servicios administrativos y legales y en la constitución de sociedades anónimas en Panamá aprovechando las ventajas que brinda la legislación local.

Carmen Martínez-Bordiú hipotecó la finca en 2007 por 120.000 euros: sólo ese año y el siguiente obtuvo más de 141.000 euros en fondos públicos

La última inscripción relativa a Triana Enterprises que consta en el Registro Público de Panamá está fechada el pasado 6 de febrero y hace alusión a la inclusión de esta compañía en el listado elaborado por la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas de personas jurídicas con una morosidad superior a los tres años en el pago de la conocida como ‘tasa única’, un impuesto anual obligatorio de 300 dólares (unos 260 euros) para que las sociedades anónimas panameñas tengan plena vigencia. La compañía quedará automáticamente extinguida si antes de 2021 no se pone al día.

La nieta de Franco, duquesa y Grande de España desde que el pasado 4 de julio herederó el título nobiliario que había ostentado su madre, ha reconocido públicamente que esa finca es suya. Lo hizo, por ejemplo, con ocasión de su boda con el cántabro José Campos el 18 de junio de 2006. En declaraciones realizadas a Hola, con la que negoció la exclusiva del casamiento, Martínez-Bordiú detalló que fue en este cortijo donde durmió su novio la noche antes del enlace. “José y su familia durmieron en Los camochos, mi finca de aquí, y yo lo he hecho, también con toda mi familia, en la finca elegida para la boda [El lagar de las almentas, propiedad del empresario César Alba]. Por cierto, yo he dormido con mi hija Cinthya”, contó entonces a la revista.

El bulo sobre el traslado de Franco

El pasado 14 de septiembre, el Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra tuvo que salir al paso para desmentir el “bulo” de que los restos de Francisco Franco -tras aprobar el Consejo de Ministros a finales de agosto el decreto con el que pretende exhumar el cuerpo embalsamado del dictador, enterrado en la basílica del Valle de los Caídos- iban a trasladarse a un supuesto mausoleo que se iba a construir en Los camochos.

“Ante la multitud de preguntas realizadas al equipo de gobierno sobre la construcción de un mausoleo para los restos de Franco en finca propiedad de su familia en Cazalla de la Sierra, comunicamos que nadie se ha puesto en contacto con esta corporación y que no existe solicitud o licencia para dicha actuación. Esta corporación no se ha manifestado en ningún momento en este hecho. Por tanto, se trata de un bulo más de los muchos que se vierten en las redes sociales”, expresó el gobierno local en un comunicado.