El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su esposa, Begoña Gómez, se han equivocado en el protocolo de la recepción de los Reyes en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional.

Sánchez y su mujer han saludado a los Reyes, al inicio del tradicional besamanos de esta fecha, y a continuación se han colocado junto a los monarcas para saludar a los invitados. Al instante, justo cuando le tocaba el turno a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, un miembro del servicio de protocolo ha alertado al presidente y su mujer que no debían pararse y tenían que continuar hacia adelante, como se ve en estas imágenes de La Sexta Noticias.

A media tarde, fuentes de Moncloa han explicado que dicho error ha sido provocado por los responsables de protocolo de la Zarzuela, y que Sánchez y su esposa “han seguido en todo momento las indicaciones que les ha dado la Casa Real”.

El origen de todo, aseguran las fuentes de la Casa Real, es que querían acelerar en la medida de lo posible el inicio de la línea de saludos porque los Reyes debían marcharse a Mallorca tras la recepción. De hecho, los Reyes llegaron al salón del trono sobre las 13:05, 10 minutos antes de la hora prevista, pero los invitados no estaban preparados y Don Felipe y Doña Letizia esperaron saliendo al balcón que da a la Plaza de la Armería.

Según las mismas fuentes, fue el personal de Casa del Rey quien le dijo al presidente del Gobierno y a su esposa, y a todos los poderes del Estado, que se quedasen brevemente junto a los Reyes mientras se organizaba el resto de la fila para ir pasando al salón del trono, pero lo cierto es que la fila estuvo organizada rápidamente, así que un miembro del personal les dijo a Sánchez y a su esposa que pasasen junto al resto.

El desfile de la Fiesta Nacional de este viernes ha estado marcado por los pitidos y abucheos al presidente de Gobierno, que por primera vez ha ocupado la presidencia de Gobierno en el tradicional acto. “Fuera”, “Vete ya” u “okupa, queremos votar” han sido algunos de los gritos que se han escuchado contra Sánchez, en medio de los pitos y los abucheos que se han escuchado notablemente a su llegada al Paseo de la Castellana.

Como ya es tradición, los Reyes Felipe y Letizia, acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han acudido al desfile, en el que también se ha podido ver a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y a otros miembros del Ejecutivo socialista.

Del mismo modo que para Sánchez, si bien en un papel diferente, este desfile será el primero del nuevo presidente del Partido Popular en el cargo. Pablo Casado está presente en la tribuna de autoridades, un lugar que comparte con su homólogo en Ciudadanos, Albert Rivera.