La asociación Societat Civil Catalana ha denunciado en las redes un vídeo difundido en TV3, la televisión pública de Cataluña, por ridiculizar los padres no independentistas. La pieza reproduce, en tono de humor, la escena en la que unos padres hispanoablantes van a hablar con el director de un centro educativo planteando extravagantes exigencias que apuntan a una obsesión anticatalanista. La televisión pública aborda de esta forma un asunto que lleva meses encima de la mesa y que ha sido denunciado por partidos como Ciudadanos: el adoctrinamiento en las aulas catalanas y las denuncias de algunos padres por la exclusión de sus hijos hispanohablantes.

«¿Así veis a los catellanohablantes en Tv3?», se preguntaba la asociación en un mensaje lanzado en redes sociales. «¿Qué será lo próximo, llamarles bestias como hizo Quim Torra?». En las imágenes se puede ver cómo dos padres abroncan al director de un colegio en Cataluña y empiezan a plantearle sus exigencias con un tono impertinente. Los padres se dedican en este punto a deshechar todos los libros académicos del colegio, al buscar en todos los casos un nexo más que dudoso con el independentismo.

La conversación comienza cuando el director habla en catalán y se refiere al nombre de la supuesta niña, «Andrea». «Un poquito de respeto eh, el nombre de nuestra hija es en castellano», asegura la madre. «El nombre se pronuncia igual en catalá y en castellá», le replica el profesor. «¡Ya está con el adoctrinamiento otra vez!», replica el padre, con un tono sobreactuadamente crispado.

«El catalán solo sirve para entender TV3, así que no queremos que nuestra hija estudie catalán», afirma la madre. Sobre las matemáticas, los supuestos padres rechazan el libro de Matemáticas porque los números «sólo los usan para contar manifestantes y votos separatistas en referéndum ilegales». También el Inglés, «que sólo sirve para hablar en Europa y difundir mentiras nacionalistas». «Y fuera la Geografía, que luego se apuntará a un grupo de esos que pide la libertad de los presos», continúa.