La bancada independentista no ha tardado en manifestar sus opiniones y críticas ante la decisión del Tribunal Supremo de cargar al cliente, y no a los bancos, el impuesto derivado de los gastos hipotecarios por 15 votos a favor y 13 en contra, según informaban a El Independiente fuentes jurídicas.

El primero de ellos ha sido el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ha ironizado en Twitter con que “la culpa de que no haya dinero para las políticas sociales la tienen los grupos independentistas porque no votarán los Presupuestos del PSOE, claro”.

También a través de la misma red social, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent ha manifestado que el fallo “hunde aún más, si es que era posible, la credibilidad del poder judicial en España”.

Quim Torra no se ha quedado atrás y ha calificado de “escándalo absoluto” la resolución judicial, que supone un nuevo  “revés” para la Justicia española junto al caso Valtonyc y la decisión de Estrasburgo de dar la razón a Otegi por no tener un juicio justo.

Desde ERC y PDeCAT  han acusado al poder judicial español de “falta de independencia”, y han asegurado que pedirán la dimisión del presidente del Supremo, Carlos Lesmes, por la polémica resolución del impuesto hipotecario. Así, la portavoz de ERC en el Congreso,  Carolina Telechea ha señalado desde la Cámara Baja que “los tribunales no son imparciales” y que “la banca está por encima de todos” porque “no hay justicia en este país”.