El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no acudirá a los actos de conmemoración del 40 aniversario de la Constitución española -un plantón esperado, porque lo convirtieron en tradición sus predecesores Artur Mas y Carles Puigdemont-. Pero no ha dejado su agenda vacía para esa jornada. Al contrario, aprovechará el 6 de diciembre para viajar a la capital de Eslovenia, Liubliana, donde pronunciará la conferencia “Cataluña: de la jaula constitucional española a la libertad” presumiblemente sobre el proceso independentista catalán.

El viaje oficial del president se inscribe dentro de la estrategia de “internacionalización” de las aspiraciones independentistas catalanas que Torra se ha fijado como una de las prioridades de su presidencia, y que en los últimos meses le ha llevado a visitar Escocia, Estados Unidos y Suiza, además de las múltiples visitas a Bruselas para visitar a Carles Puigdemont, la última el pasado domingo. Y como en las ocasiones anteriores, la agenda oficial de Torra se ha rellanado con encuentros con entidades sensibles a las fuerzas independentistas, pero con escaso peso institucional.

La única autoridad que recibirá al president, según la agenda de viaje facilitada por la Generalitat, será el alcalde de la localidad, Zoran Jankovic. Una agenda en la que ha tenido una participación determinante el eurodiputado Ivo Vajl, portavoz de la plataforma Diálogo UE-Cataluña, integrada por europarlamentarios de diversos países que defienden una “solución dialogada” al proceso independentista catalán.

Impulsado por los eurodiputados de ERC y el PDeCat, cuenta entre sus filas con representantes de PNV y Bildu, el Sinn Fein, los nacionalistas Nueva Alianza Flamenca, independentistas galeses o el líder sindicalista francés José Bové. Fue esta plataforma la que organizó hace dos semanas la visita de un grupo de europarlamentarios a los políticos encarcelados en Lledoners, entre los que se encontraba Vajl

Torra abrirá su agenda con una entrevista con el ex presidente esloveno Milan Kucan, el encuentro de mayor trascendencia política del viaje. Después participará en un debate sobre arte y derechos humanos organizada por la Asociación de Escritores eslovenos y por la tarde pronunciará su conferencia en el Ayuntamiento de Liubliana, acompañado por Kucan y Vajl.

Al día siguiente, el presidente catalán se reunirá con empresarios croatas y eslovenos “interesados en invertir en Cataluña” y más tarde visitará el memorial del brigadista Franc Rozman, “héroe nacional esloveno que durante la Guerra Civil española participó en el frente catalán.