Política Operación policial

Detenido en Vitoria por querer crear una escuela para adoctrinar "el credo yihadista"

El joven argelino era presidente de una conocida asociación cultural y está acusado de realizar labores de captación y adoctrinamiento

Era el presidente de una asociación cultural reconocida en el País Vasco, lo que le sirvió para pasar desapercibido. Entre sus planes se encontraba, según la Policía, crear una escuela infantil para adoctrinar a niños musulmanes. Oficialmente recibía ayuda económicas por desempleo, pese a que por otro lado recibía ingresos por la venta por internet en un negocio encubierto.

Esta mañana ha sido detenido por la Policía Nacional en su domicilio de Vitoria, en la calle Castillo de Portilla, acusado de destinar parte de esas ayudas a la formación y captación para las filas del Daesh. El joven argelino, de 36 años, I.Z. ha sido arrestado por su presunta pertenencia a Daesh y se ha procedido al registro de su domicilio.

La operación se ha llevado a cargo de agentes de la Comisaría de Información de la Policía en colaboración con la Brigada de Información de San Sebastián y la de Vitoria y ha contado con la colaboración del CNI y Europol. La actuación ha contado con la supervisión del Juzgado de Instrucción número 2 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Según la nota hecha pública por el Ministerio del Interior el ciudadano argelino habría llegado a amenazar con un arma blanca a agentes gritando «voy a matar policías». En otra ocasión agredió a una pareja de policías, por lo que fue detenido por un atentado contra la autoridad.

Al parecer, el detenido utilizaba su cargo como presidente de una asociación cultural para difundir el credo yihadista en el seno de la comunidad islámica vasca. Además de realizar labores de captación cercanas también se le acusa de haber llevado a cabo acciones de captación de modo remoto a través de las redes sociales.

Se le acusa de haber adoctrinado de modo sistemático a una persona con el envío de material audiovisual encaminado a favorecer su propósito de hacer la yihad y de trabajar para reconstruir el caído califato de Daesh. Además de aislarle de su familia, le instó a aprender marketing e idiomas para lograr difundir de modo más rápido y eficiente la ideología de Daesh.

La vigilancia de la Policía sobre sus actividades hizo que se detectara que alardeaba de su autoformación en la elaboración de explosivos, lo que habría precipitado la intervención llevada a cabo esta mañana por la Policía en la capital alavesa.

Comentar ()