La cuota es fija; 20 euros. La ha establecido el colectivo de apoyo a los presos de ETA, Sare a través de su plataforma ‘Orain Presoak’ (Ahora los presos), a los locales de hostelería que desean ser considerados «colaboradores» y simpatizantes de su causa de apoyo a los derechos de los presos de la banda terrorista. La recaudación de la cuota ha comenzado estos días de cara a la manifestación que el próximo sábado 12 de enero se celebrará en Bilbao. A través de una carta, Sare se ha puesto en contacto con numerosos locales de hostelería, fundamentalmente del Casco Viejo de la capital vizcaína y alrededores, para instarles a participar de la financiación de la citada marcha dados los «problemas económicos» que padecen.

En la misma se recuerda que será una manifestación «masiva» por los derechos de los presos y que contará con «el apoyo mayoritario de la sociedad» para reclamar al «estado español y francés que tienen que cambiar la política penitenciaria y dar pasos hacia la resolución». Se recuerda a los responsables de los establecimientos que la iniciativa atraerá a la ciudad a miles de personas y «por eso, los bares del Casco Viejo, como a los de las calles por las que discurre la manifestación» se les insta a colaborar «para llevar adelante nuestro trabajo».

Se señala que a cambio de la aportación de 20 euros los locales colaboradores aparecerán significados «así como su localización» en los boletines informativos que se editarán y se distribuirán durante la jornada de la manifestación en apoyo a los presos de ETA prevista. La carta concluye llamando a la comprensión y la colaboración «y aportación de todos»: «Eskerrik asko y nos vemos el 12 en Bilbao».

Esta no es la primera ocasión en la que se lleva a cabo una iniciativa de este tipo entre los hosteleros de los lugares en los que se desarrolla la manifestación. El año pasado Sare logró que 114 bares pagarán y figuraran como establecimientos «colaboradores de la manifestación.

El PP del País Vasco ha denunciado la medida y ha exigido que ‘Orain Presoak’ deje «en paz a los hosteleros de Bilbao». La secretaria general de los populares vascos, Amaya Fernández ha asegurado que «no es del agrado de nadie que te anuncien que si no te posicionas a favor de los presos de ETA, para el mundo de la izquierda abertzale tu bar no será un bar colaborador». Fernández ha recordado que este tipo de presiones «suenan a viejo y deben desaparecer por completo en Euskadi».