El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha afirmado este miércoles que existe un gran chiringuito en el Estado español, «un chiringuitazo», que es «la Monarquía española» con sus «privilegios» y los recursos económicos de que dispone.

Aragonès se ha referido a la Monarquía en respuesta a una pregunta de la sesión de control del Parlament formulada por el portavoz del grupo de Ciudadanos (Cs), Carlos Carrizosa, en relación con la decisión del gobierno catalán de no participar en un foro de la UE en el que están representadas comunidades autónomas.

«El Govern de la Generalitat -ha precisado Pere Aragonès sobre esta última cuestión- sólo participará en foros con representación de comunidades autónomas que sean útiles, y no de mera participación cosmética».

Carrizosa ha reprochado al Ejecutivo catalán que no esté presente en foros internacionales o de ámbito español en el que puedan ser tratadas cuestiones que afecten a Cataluña y le ha espetado, con respecto a los organismos «o chiringuitos» que crea la Generalitat, que «ustedes entre lo útil y lo inútil, siempre optan por lo inútil».

«En estos foros se discuten temas importantes y no los que son abordados en los chiringuitos del ‘procés'», ha considerado el portavoz de Ciudadanos en el Parlament.

En su respuesta, el vicepresidente Pere Aragonès ha recordado que en algunos foros la representación de las comunidades autónomas «es rotatoria» y, por este motivo, «este Govern defiende la participación directa, y puesto que esto tiene límites para una comunidad autónoma, defendemos tener un Estado propio dentro de la UE».

«Estaremos allí donde sea útil estar y no en sitios de participación cosmética», ha precisado Aragonès, que ha reprochado a Carrizosa que «se hagan fotos con la extrema derecha, y más en concreto con un grupo como Vox que actúa como el brazo armado de la fiscalía».

«Señor Carrizosa -ha añadido-, ustedes dicen que tenemos chiringuitos, pero ustedes apoyan a un ‘chiringuitazo’, que es la monarquía española, con sus privilegios y recursos económicos, y llevamos 300 años aguantándola».