El exministro y expresident de la Generalitat, Eduardo Zaplana, ha sido trasladado desde el centro penitenciario de Picassent (Valencia) al Hospital La Fe, donde permanece ingresado, según han informado fuentes sanitarias.

Zaplana, enfermo de leucemia, lleva seis meses en prisión incondicional y sin fianza como investigado por su presunta implicación en delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación en el marco del caso Erial, cuyo sumario se ha declarado secreto.

El Partido Popular ha envíado un tuit pidiendo consideración por la enfermedad y asegurando que su vida corre peligro. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha solidarizado con el ex ministro, asegurando en su cuenta de Twitter que esta completamente de acuerdo con el PP en esto. «Cualquier preso, haya hecho lo que haya hecho, merece que se respete su dignidad si sufre una enfermedad como la de Zaplana. La humanidad engrandece a la democracia también cuando se enfrenta al crimen».

Otras fuentes del caso, consultadas por Efe, han informado de que el ingreso estaba programado, en el marco del tratamiento habitual al que debe someterse de forma periódica por su enfermedad.

Cada quince días, el también expresidente del PP valenciano y exdirectivo de Telefónica suele acudir desde la citada cárcel al Hospital La Fe de Valencia para someterse a distintas pruebas médicas y recibir tratamiento por la leucemia que padece desde 2015, cuando se sometió a un trasplante de médula.

Sus abogados han presentado ya cuatro recursos -todos ellos rechazados- para pedir su puesta en libertad o el arresto domiciliario alegando un «deterioro acusado» del estado de salud del exministro.