PolíticaPASCUA MILITAR

El Rey Felipe VI reivindica la bandera como símbolo “de todos” y de “unidad”

El monarca agradece a cuerpo militar haberse adaptado a la Constitución y al marco de Derecho, un mensaje dirigido también a los soberanistas

logo
El Rey Felipe VI reivindica la bandera como símbolo “de todos” y de “unidad”

Los Reyes Felipe y Letizia presiden la tradicional celebración de la Pascua Militar. EUROPA PRESS

Resumen:

El rey Felipe VI ha reivindicado hoy la enseña nacional como “una bandera de todos”, que simboliza “al conjunto de la Nación” y es signo de su “soberanía e independencia, de su unidad e integridad”, al tiempo que ha reconocido “la profunda identificación” de las Fuerzas Armadas (FAS) con la Constitución.

Felipe VI, junto con la reina Letizia, ha presidido la ceremonia de la Pascua Militar en el Palacio Real junto al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, que al igual que la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se han estrenado en el acto que reúne a la cúpula militar. En su discurso, dirigido a las Fuerzas Armadas, ha lanzado un mensaje que bien podría ir también dirigido a los dirigentes independentistas. El monarca ha alabado el esfuerzo histórico que hicieron “por acomodarse a la Constitución y al marco del Estado de Derecho”, con “principios y valores que se convierten en una norma de vida para todos los militares”.

El jefe del Estado ha subrayado que la bandera rojigualda, cuyo 175 aniversario se conmemoró el pasado año, representa “la confianza en el futuro” y el deseo de seguir construyendo “una sociedad libre y democrática”.  En el Salón del Trono del Palacio Real de Madrid, Felipe VI ha recordado que es “una bandera que es de todos, cuyo escudo es reflejo de nuestra historia y diversidad y que representa también nuestra confianza en el futuro, nuestro deseo de seguir construyendo una sociedad libre y democrática, de acuerdo con los principios recogidos en nuestra Constitución”, ha subrayado.

En este punto, ha querido también destacar la “profunda identificación” que han demostrado los miembros de las Fuerzas Armadas con la Constitución durante los últimos 40 años de democracia. “El compromiso de todos ellos con los valores democráticos ha sido indispensable, junto al de las demás instituciones del Estado, para la consecución y mantenimiento de la estabilidad y seguridad de España”, ha aplaudido.

El Rey ha reconocido así la “conducta ejemplar” de los militares y les ha agradecido que hayan cumplido su deber “con honor, lealtad y abnegación en defensa de la seguridad y libertad de todos los españoles y de sus instituciones democráticas”. Aunque ello no haya sido “fácil”, en recuerdo a las víctimas del terrorismo o aquellos que dieron su vida en acto de servicio.

“Adecuada capacidad” de las Fuerzas Armadas

Según ha recordado, la seguridad y la defensa son dos ámbitos que “comprometen a toda la sociedad y sus instituciones”. Por ello, ha sostenido que una “adecuada” capacidad de las Fuerzas Armadas asegura “la disuasión frente a los riesgos y amenazas en nuestro entorno al tiempo que contribuye a la estabilidad”. Pese a todo, ha compartido con la ministra de Defensa que “lo más valioso” de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil son sus hombres y mujeres y por ello les ha animado a “seguir progresando en su formación y desarrollo profesional”.

Además, ha recordado que en 2018 se cumplieron 30 años de la incorporación de la mujer a la milicia española, un “hito” a su juicio muy importante para la modernización de la institución. “Y hoy podemos afirmar que ya se ha logrado su integración total”, ha celebrado.

Otro aniversario de las Fuerzas Armadas es el de su primera participación en una operación de mantenimiento de la paz, en Angola en 1989, y que hoy mantienen los militares españoles con la presencia en una veintena de misiones en las que hay desplegados más de 3.000 efectivos. A ellos ha agradecido Felipe VI su “entrega, compromiso y vocación de servicio” en cada operación. “Y lo hacen combinando su demostrada eficacia con humanidad, comprensión, cercanía, ganándose así gran respeto, gratitud y prestigio allá donde realicen sus misiones”, ha reconocido.