“Puedo anunciar que aún tendremos un gran argumento para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado” (PGE). El líder del PSC, Miquel Iceta, ha anunciado hoy desde Barcelona novedades en las cuentas que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobará el viernes en Consejo de Ministros. Novedades en forma de oferta, previsiblemente inversiones, para Cataluña, que a juicio de los socialistas harán más difícil a ERC y PDeCat mantener su negativa a los PGE.

Iceta ha aprovechado la primera reunión del Grupo Socialista en el Parlament para pedir que 2019 “no sea otro año perdido” e insistir en que el PSC solo apoyará las cuentas catalanes si los grupos independentistas votan primero los presupuestos generales. “No es un intercambio de apoyos, es que si se renuncia a mejorar el margen financiero de la Generalitat, nosotros no podremos negociar el apoyo a los presupuestos catalanes” ha argumentado.

El líder del PSC ha anunciado este nuevo “argumento” tras días de intenso debate en el bando independentista sobre la posición a adoptar en el Congreso frente a unas cuentas para las que Iceta ha dado por descontado el apoyo de los Comunes.

“Por primera vez Cataluña será tratada con justicia en cuanto al nivel de inversión de Estado” ha asegurado el líder del PSC, quien se ha felicitado porque “algunos nos hemos preocupado de hacer nuestro trabajo, de defender los intereses de Cataluña”. Fruto de esos esfuerzos el Gobierno dará alguna sorpresa en el proyecto que se apruebe el viernes,  que el propio Pedro Sánchez explicará al día siguiente en Barcelona, primer punto de un periplo del presidente del Gobierno por diversos puntos de España para explicar sus cuentas.

Apoyo independentista

Iceta ha insistido así en la exigencia de apoyo a los partidos independentistas, que siguen resistiéndose oficialmente a secundar las cuentas y garantizar así la continuidad del Gobierno de Pedro Sánchez. Y lo ha hecho recurriendo también al temor del independentismo a un nuevo gobierno liderado por Pablo Casado y Albert Rivera.

“La oposición española está poniendo las cosas claras, diálogo o 155 perpetuo” ha advertido el dirigente socialista, quien ha asegurado que “el diálogo dentro de la ley permite cambiar las leyes si hay consenso suficiente. Ante esto no se puede ser neutral ni indiferente” ha concluido.

En su advertencia a ERC y PDeCat, Iceta ha reiterado su predisposición a aprobar las cuentas de la Generalitat si estos partidos apoyan los PGE, pero ha dejado claro que la exigencia del PSC es “primero ampliar el margen financiero de la Generalitat para después discutir cómo aplicamos estos recursos. Si el propio govern decide lesionar los intereses de los catalanes, después que no nos vengan a buscar”.

El líder del PSC se suma así a la creciente presión sobre los partidos independentistas para que permitan la tramitación de los Presupuestos en el Congreso. Un trámite que permitiría alargar la permanencia de Pedro Sánchez en La Moncloa por lo menos hasta octubre, cuando haya concluido el juicio a los líderes del 1-O. Una fecha que pesa especialmente en la agenda de los partidos secesionistas.