Política

El sudoku de Canal Sur

PP y Cs pactan que la responsabilidad sobre la cadena autonómica sea compartida / Los dos partidos tendrán que buscar alianzas con otras fuerzas políticas para renovar la dirección de la RTVA, ocupada de forma interina desde hace casi seis años

Moreno Bonilla y el subdirector de la RTVA, Joaquín Durán, con motivo del debate televisivo durante la campaña del 2-D.
Moreno Bonilla y el subdirector general de la RTVA, Joaquín Durán, con motivo del debate televisivo de la campaña de las últimas elecciones autonómicas. | EP

Gestiona un presupuesto anual de casi 163 millones de euros, recibe más de 140 millones en fondos públicos cada ejercicio, emplea a más de 1.460 trabajadores y tiene un director interino desde hace casi seis años. PP y Ciudadanos pretenden acometer una reforma profunda en Canal Sur y sentar las bases en esta legislatura del modelo de futuro, con las incógnitas de si ese plan incluirá un ajuste de plantilla y si el bipartito será capaz de alcanzar alianzas con otras fuerzas políticas en el Parlamento de Andalucía para lograr la mayoría cualificada que se requiere para renovar la dirección general.

De momento, los dos socios de gobierno han pactado que la responsabilidad sobre la cadena autonómica sea compartida, por lo que la Agencia Pública Empresarial de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) no quedará adscrita en esta legislatura a la Consejería de Presidencia (en manos del popular Elías Bendodo en el reparto). Fuentes conocedoras del acuerdo aseguran que se creará una fórmula que garantice la participación paritaria de ambos partidos, sin que haya trascendido por el momento de qué área va a depender orgánicamente en la estructura de la Junta de Andalucía que Juan Manuel Moreno Bonilla anunciará este lunes.

El futuro de Canal Sur se aborda sucintamente en uno de los 90 puntos que se detallan en el acuerdo de gobierno que han sellado PP y Cs para acabar con casi 37 años de hegemonía socialista en Andalucía. En concreto, los socios se comprometen a constituir un grupo de expertos que "estudie las posibilidades de redimensionamiento y de mejora de la eficiencia en la utilización de los recursos públicos" por parte de la cadena autonómica, así como acometer "las reformas necesarias para garantizar su profesionalidad, imparcialidad, pluralidad e independencia del poder político".

La RTVA manejó el pasado año un presupuesto de 162,75 millones de euros, de los que 87,1 millones (el 53,5 %) se destinan a pagar las nóminas de los 1.462 trabajadores que integran su plantilla. De cada 100 euros gestionados por la cadena autonómica, la Junta de Andalucía aporta 82 euros, correspondiendo el resto a los ingresos que capta por la explotación publicitaria. Si se tiene en cuenta que la comunidad tiene una población de 8,4 millones de habitantes y el Ejecutivo inyecta 140,36 millones, Canal Sur le cuesta a cada andaluz unos 16,7 euros al año.

La RTVA dejará de estar adscrita a la Consejería de Presidencia, controlada por el PP: el bipartito pacta que la responsabilidad sobre la cadena autonómica sea compartida

El 27 de diciembre de 2016, el Consejo de Gobierno aprobó el contrato-programa por el que se blindaba la financiación de la Radio y Televisión andaluzas para el trienio 2017-2019, comprometiéndose a consignar en el presupuesto de cada uno de esos ejercicios 139,5 millones de euros en concepto de transferencias de explotación "como contrapartida y compensación específica por los compromisos de servicio público esencial audiovisual que se presta a la ciudadanía andaluza". Por tanto, el bipartito tendrá que decidir a final de año si firma un nuevo contrato-programa -y con qué cantidad- o si bien opta por otra fórmula que garantice a la cadena los fondos que necesita para llevar a cabo sus emisiones.

"No se necesita un remiendo, sino una reestructuración y un plan de futuro. Requiere un estudio en profundidad y escuchar a mucha gente (sindicatos, trabajadores, productoras...) para buscar un nuevo modelo. Hay muchas cosas obsoletas, como la relación de puestos de trabajo. Canal Sur se está quedando atrás", comentan a este diario fuentes de uno de los dos partidos que forman el gobierno.

El inicio de una nueva etapa en la RTVA requerirá necesariamente de la renovación de la dirección general del ente, ocupada de forma interina por Joaquín Durán desde hace casi seis años. El veterano periodista sevillano fue nombrado subdirector general tras la renuncia en marzo de 2013 de Pablo Carrasco, propietario de la empresa audiovisual (Proamagna) que produce el programa de entrevistas Mi casa es la tuya (Telecinco). Carrasco se convirtió en noviembre de 2008 en el primer director general de la RTVA elegido por el Parlamento de Andalucía tras la reforma del Estatuto de Autonomía. El primero... y el último hasta ahora.

Es materialmente imposible que el nombramiento de un nuevo director se pueda concretar a corto plazo por la mayoría cualificada que se necesita y que el bipartito no tiene, lo que le obligará a buscar alianzas en la Cámara autonómica con otras fuerzas políticas. Éste es sin duda uno de los principales escollos. Fuentes de PP y Cs no ocultan que será "dificil" pactar un nombre que genere simpatías más allá de los partidos que integran el Ejecutivo para que pueda coger las riendas de la cadena autonómica y liderar la nueva etapa.

PP y Cs tendrán que buscar alianzas con otras fuerzas políticas para nombrar al director de la RTVA, interino desde hace casi seis años

En cumplimiento del vigente Estatuto de Autonomía, la Ley de la Radio y Televisión de Andalucía, establece en su artículo 18 que la elección de la persona titular de la Dirección General de la RTVA ha de hacerse por una mayoría de dos tercios. Ello exige el voto favorable de 72 de los 109 diputados que integran la Cámara autonómica, cifra muy alejada de los 59 que suman PP (26), Cs (21) y Vox (12).

Micrófonos en un estudio de Canal Sur Radio.

Micrófonos en un estudio de Canal Sur Radio. EP

La ley prevé que, en caso de no sumarse esa mayoría en primera votación, el primer ejecutivo de Canal Sur podría ser elegido si su candidatura es avalada por tres quintos del Parlamento (66). Tampoco le salen las cuentas al bipartito ni contando con los apoyos del grupo de extrema derecha, lo que exigirá cintura política y buscar alianzas que no se intuyen sencillas. ¿Apoyaría el PSOE o Adelante Andalucía un acuerdo que les alinee con Vox? Los retos de los nuevos tiempos políticos en Andalucía.

Renovar y reducir el consejo de administración

No sólo la dirección general. Canal Sur también tiene pendiente la conformación del nuevo consejo de administración, con el mandato vencido desde mayo de 2014 y cuya composición sigue reflejando los resultados que depararon las elecciones autonómicas de 2008. Ello explica que ni Ciudadanos ni Podemos tengan representación en el órgano de gobierno de esta agencia pública empresarial y que PSOE y PP tengan sobrerrepresentación.

El 22 de octubre de 2015, el pleno del Parlamento andaluz aprobó una moción de Ciudadanos para reformar la Ley de la RTVA a fin de reducir los miembros del consejo de administración de 15 a 7, entre otras medidas. La propuesta del grupo liderado por Juan Marín también buscaba la disminución de las retribuciones que los representantes de los partidos perciben en este órgano, sin que más de tres años después se haya avanzado en la materialización de aquella moción de "obligado cumplimiento" aprobada por la Cámara autonómica y que no apoyó el PP.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete a nuestro canal de Whatsapp en este enlace.

Te puede interesar