La coalición electoral integrada por EH Bildu, ERC y BNG se ha presentado hoy en el País Vasco como una opción para las elecciones europeas del próximo 26 de mayo conformada por tres fuerzas que “creen en la política de la paz, el diálogo y el acuerdo”. En una comparecencia sin preguntas, el dirigente de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha estado acompañado por la mujer de Raúl Romeva, Diana Rivas, así como por responsables del BNG. Durante la misma se ha procedido a la lectura de un comunicado en el que se ha presentado el acuerdo que concurrirá bajo la marca ‘Ahora repúblicas’ como una opción necesaria ante “la involución democrática” en España y en numerosos estados europeos.

Han subrayado la defensa del derecho a decidir como uno de los pilares de su proyecto político y como vía para avanzar “hacia un modelo de sociedad justo e igualitario. Han denunciado que España continúa negando y “reprimiendo por todos sus medios” los derechos de los pueblos del Estado “como refleja la existencia de tantos presos y presas políticas, exiliados y exiliadas y los ataques contra instituciones y actuaciones democráticas”.  ‘Ahora repúblicas’ ha llamado a decir “basta a la involución, a la represión de derechos civiles y políticos” desde una defensa del derecho “a la autodeterminación y el derecho a decidir de los pueblos”. También han alertado del “fantasma de autoritarismo que recorre Europa” y ante el que nacen apuestas como la suya que reivindica “la dignidad, la justicia y las libertades”.

La mujer de Romeva ha leído un comunicado en el que ha interpelado “a todos los demócratas” para rebelarse en la defensa de las libertades y la democracia. Ha denunciado que tanto su pareja como el resto de “presos políticos” a los que hoy se traslada a Madrid continúan en prisión casi un año después “por hacer política” y por decisión de “quienes han renunciado a hacer política”.

Finamente la aspiración de Arnaldo Otegi de congregar bajo una misma marca electoral a todas las formaciones soberanistas no ha fructificado. En otoño el líder de la izquierda abertzale urgió tanto a PNV como a formaciones como el PdeCat a integrarse en una única candidatura europea en defensa del derecho a decidir. La mano tendida por Otegi fue rechazada tanto por la formación de Andoni Ortuzar como por el PdeCat, que concurrirán bajo una misma marca a los comicios del próximo 26 de mayo.