Los CDR querían politizar el partido y aunque no consiguieron desplegar las esteladas en el minuto 17.14, al final el Barça-Real Madrid se ha politizado. Al poco tiempo de que diese comienzo el encuentro, en la grada del estadio barcelonista, se desplegó una pancarta con el mensaje: “la autodeterminación es un derecho, no un crimen”.

En otro de los laterales, los asistentes han desplegado otra pancarta, en este caso a favor de Sandro Rosell, expresidente del equipo catalán y actualmente en prisión. “Justicia y libertad ¡ya!”, rezaba.

Pancarta en el Nou Camp pidiendo la libertad de Sandro Rosell.

Pancarta en el Nou Camp pidiendo la libertad de Sandro Rosell. EFE

Petición de los CDR

Las organizaciones independentistas no han dejado pasar un escaparate tan bueno como el choque entre Real Madrid y Barcelona. El CDR Barça llamó a llenar el Camp Nou de esteladas en el partido de Copa del Rey entre ambos equipos de este miércoles y lo ha conseguido.

En un comunicado, que recogía Ara, el Comité de Defensa de la República, no reconocido por el club pero sí formado por “seguidores y socios” del equipo, pedía a todos los seguidores culés que acudiesen al estadio con las banderas independentistas para mostrarlas en el minuto 17:14.

“Los valores de la libertad y la catalanidad forman parte de nuestro club desde su creación, y son partidos por su masa social”, decía el comunicado publicado en redes sociales, que además mostraba su solidaridad con los presos soberanistas.