«El golpe sigue vivo», ha manifestado esta mañana el presidente de Vox, Santiago Abascal, que ha exigido «un juicio justo» a los dirigentes del proceso soberanista catalán, «sin impunidad y sin indultos».

Abascal ha hecho estas declaraciones minutos antes del comienzo del juicio a doce dirigentes independentistas por el procés, una causa en la que su partido ejerce la acusación popular y solicita condenas de entre 24 y 74 años de prisión.

El presidente de Vox ha opinado que en España «han fallado los políticos» y han «funcionado los tribunales, los fiscales y la Corona». Ha criticado la «inacción sistemática» de los distintos gobiernos, en especial el de Mariano Rajoy, informa Efe.

Y ha reclamado, además de un juicio «justo», que se complete «la desarticulación del golpe». A su juicio, que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, esté hoy sentado entre el público «y no en el banquillo» de los acusados, demuestra que «el golpe está vivo».

El secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, por su parte, ha incidido en que la de Vox es «la acusación del pueblo español». «Hoy es un día histórico para España y para la Justicia después de dos años de dura instrucción», ha destacado, informa Europa Press.

Tras agradecer a «jueces, fiscales, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y tantos españoles que han confiado en la accion de la justicia» ha asegurado que Vox no va a «permitir que se haga la más mínima politización de este procedimiento». «Dentro solo habrá pruebas, hechos, derechos y acusación», ha zanjado.