PolíticaPODEMOS

Irene Montero desdeña el Pacto de Toledo: “Quien quiera pensiones dignas, que haga una ley”

"Voy a imitar un poco a Guayoming: ya habéis visto las noticias y ahora os cuento la verdad", dice la portavoz de Podemos

logo
Irene Montero desdeña el Pacto de Toledo: “Quien quiera pensiones dignas, que haga una ley”
Irene Montero.

Irene Montero.

Resumen:

Podemos resta importancia a la comisión del Pacto de Toledo. Este órgano, que lleva dos años y medio de trabajos para estudiar la viabilidad del sistema de pensiones, estalló por los aires este martes después de que Unidos Podemos se opusiera a los acuerdos, según denunció el resto de grupos. Ahora su portavoz parlamentaria, Irene Montero, se defiende de las acusaciones rebajando la efectividad de esta comisión y acusa al resto de partidos de intentar utilizarla para una “foto electoral”.

En un vídeo-selfie difundido a través de su cuenta de Instagram, Montero denuncia el ataque de los medios de comunicación. “Supongo que estáis viendo un montón de noticias diciendo que Unidos Podemos ha dinamitado el Pacto de Toledo, así que voy a imitar un poco a Guayoming: ya os han contado las noticias y ahora yo quiero contaros la verdad”, defiende la dirigente en el vídeo, de seis minutos de duración.

La portavoz parlamentaria y la máxima responsable de Podemos ante la baja de Pablo Iglesias ha advertido de la dudosa utilidad de la comisión del Pacto de Toledo, donde “solamente se hacen recomendaciones” al Gobierno. “Aquí el que quiera garantizar las pensiones dignas tiene que presentar leyes”, ha zanjado la diputada. “El Pacto de Toledo es una reunión de los partidos políticos del Congreso donde se acuerdan recomendaciones al Gobierno que el Gobierno no tienen ninguna obligación de cumplir”, explica Montero a sus seguidores, que ha insistido en que “en el Pacto de Toledo no se hacen leyes”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Os cuento quién ha roto el Pacto de Toledo y por qué si no hay pensiones dignas, no nos hacemos la foto.

Una publicación compartida de Irene Montero (@i_montero_) el

La comisión iba a aprobar una batería de 22 conclusiones a las que Unidos Podemos se ha apuesto. Según la versión de la portavoz parlamentaria, “el día en que se comunicó la fecha de elecciones sólo había acuerdo en una de esas recomendaciones”. “Por eso es raro que algunos partidos digan que estábamos a punto de llegar a acuerdos, porque es mentira”.

Montero achaca el intento de llegar a un consenso por parte de todos los grupos a la campaña electoral. “Si lo que quieren es una foto en la que fingimos que tenemos un acuerdo para que el que venga después a gobernar no garantice [la subida de las pensiones al] IPC por ley, para una foto electoral no vamos a estar”.

¿Qué pasa con Podemos?

Según fuentes presentes en la reunión, pese a que el borrador se había incluso hecho público en los medios y estaba muy avanzado, dentro de la confluencia de Unidos Podemos, la representación de En Marea había puesto objeciones a casi todas las recomendaciones, lo que en la práctica suponía una enmienda a la totalidad.

De una parte, Podemos lleva amenazando con levantarse del Pacto de Toledo desde mayo del pasado año, como adelantó entonces El IndependienteDesde el primer momento se opuso a secundar el acuerdo del Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV para subir las pensiones un 1,6% en 2018 y 2018. La portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, insistía entonces en que eso no significaba que las pensiones se fueran a vincular con carácter estructural a la inflación.

Después, cuando en el Pacto de Toledo se había abierto de par en par a recuperar el IPC como elemento medular de la revalorización de las pensiones, la formación morada volvió a amenazar con levantarse. Quería que el Gobierno aprobará una indexación de las pensiones sin ambages, sin pasar por el diálogos social. El climax llegó en el otoño de 2018, cuando el líder de Podemos pidió a Pedro Sánchez, en el marco del acuerdo presupuestario alcanzado entre ambos, que aprobara unilateralmente esta medida y amenazó con abandonar la comisión.

Sin embargo, el PSOE siempre se ha resistido a dar un paso así sin contar con el respaldo de los agentes sociales y el Pacto de Toledo, y en los últimos tiempos ha sido más partidario de buscar consensos amplios. De ahí que aceptara un acuerdo para revalorizar las pensiones en base al IPC real que habría la puerta a que no todos los años fuera así.

Unidos Podemos también suscribió ese acuerdo, pero finalmente decidió este martes tumbar todas las recomendaciones para exigir minutos después a Sánchez, otra vez, que apruebe por Ley la ligazón de las pensiones con el IPC, el único apunto acordado por Podemos. Para el resto de las cuestiones, ha pedido dar más tiempo a las negociaciones.

Este martes dio finalmente un golpe en la mesa, y lo hizo antes de unas elecciones anticipadas en las que el partido de Iglesias busca ya distanciarse del resto de partidos.