«Os habéis vendido como gobierno del cambio pero lo único que hemos visto es un carril bici». Es una de las acusaciones que un grupo de jóvenes del Frente Obrero ha lanzado al candidato de Más Madrid a la Comunidad, Íñigo Errejón. La protesta tuvo lugar  la noche del pasado martes, después de un acto de Errejón en el espacio asociativo de la UVA, en Hortaleza. Los militantes de izquierdas trataron de realizarle un «escrache», como ellos mismos lo han definido, acusando al exdiputado de Podemos y a otros compañeros de «traidores» y culpándoles del auge de «partidos fascistas». «Los obreros votan a Vox por algo», llegan a decirle.

En el vídeo difundido por las redes sociales, los jóvenes, que en alguno de los momentos del encuentro explican que son del barrio de toda la vida, empiezan a afear a Errejón su trabajo. «Os habéis ganado un sillón en el Congreso y habéis dejado a los trabajadores en la calle», comienza uno de ellos.

Mientras que Errejón sigue escuchando, continúa diciendo que aparte de poner «carril bici, huertos y otras gilipolleces, la vida de los trabajadores no ha cambiado absolutamente nada». «Os dedicáis a poner parches a un sistema que no se puede parchear, no vais a la raíz del problema y habéis dejado a los trabajadores. La culpa de que haya partidos fascistas es vuestra», añade el joven.

En este punto, Errejón dice que no está de acuerdo con eso, pero apenas puede hablar porque uno de los jóvenes vuelve a interrumpirle para decirle que se han dedicado a «vender humo» y que son unos «traidores».

«Tú luchas de una forma y consigues X», contesta Errejón, a lo que le responde el joven: «Yo lucho por unos principios, vosotros lucháis de una forma oportunista por cuestiones de dinero». Otro añade que la juventud obrera «sigue igual», en las «drogas» y que si los obreros «votan a Vox» es por algo. «Vamos a tener una mierda de futuro», señala.

«¿Y qué proponéis, compa?», les pregunta Errejón en tono sosegado, intentado llegar a un entendimiento. «Políticas reales no sólo salir por la tele, organizar a las familias obreras (…) El problema es que si llegáis vosotros al poder vais a hacer lo mismo, no vais a hacer nada», le espetan.