Montserrat del Toro, la secretaria judicial del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, ha presentado una denuncia por los mensajes amenazadores contra ella tras su declaración ante el Tribunal Supremo en la causa contra los líderes del procés. La denuncia de Del Toro se suma a las diligencias abiertas por la Fiscalía Superior de Cataluña por la publicación en redes sociales por parte de «colectivos radicales» de la fotografía y datos personales de la letrada de la Administración de Justicia Montserrat del Toro, tras declarar este miércoles como testigo en el juicio por del 1-O en el Tribunal Supremo.

Tras tener constancia de la denuncia de la letrada, la Fiscalía ha archivado sus diligencias, dado que la ley establece que el ministerio público debe abstenerse de investigar aquellos casos que estén judicializados. En estas diligencias, el fiscal superior indicaba que las publicaciones van acompañadas de indicaciones que pueden facilitar su localización y de textos que «incitan expresamente al ejercicio de la violencia física sobre su persona, aparte de otros de naturaleza claramente ofensiva y vejatoria».

Apuntaba la Fiscalía a que estos hechos contra la letrada del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que investiga el 1-O, pueden ser constitutivos de un presunto delito de obstrucción a la justicia, o de otros como descubrimiento y revelación de secretos, e injurias con publicidad a funcionario público.

Sánchez se suma al acoso en las redes

La respuesta a la amenaza de acciones legales contra quienes han publicitado la imagen y datos personales de la secretaria judicial del juzgado 13 no se ha hecho esperar, en forma de entrada en la Viquipedia catalana.

Aunque uno de los mensajes que más eco ha obtenido a sido el de uno de los procesados, Jordi Sánchez, ex presidente de la ANC y dirigente de la Crida. En el perfil de twitter de Sánchez se publicó un mensaje en el que se atacaba la versión de Del Toro sobre los hechos del 20-S comparando su relato con la saga «Misión Imposible». «Parecía que en cualquier momento aparecería Tom Cruise para rescatarla con un helicóptero».

La declaración de Montserrat del Toro ante el Tribunal Supremo fue respondida en las redes sociales con un aluvión de críticas y memes sobre su descripción del asedio a la comitiva judicial que el 20 de septiembre de 2017 registró las dependencias del Departamento de Economía de la Generalitat por orden del juzgado de instrucción 13 de Barcelona.

Unas críticas que se acompañaron de tuits con la imagen y datos personales de Del Toro, cuando la secretaria judicial había pedio expresamente que no se hiciera pública su imagen para salvaguardar su intimidad.

En los mensajes, se señala a Montserrat del Toro como la responsable de las acusación contra Jordi Sánchez y Jordi Cuixart y se desacredita su declaración ante el Supremo ironizando sobre su huida  de la Consellería por el terrado del edificio o su referencia a Carme Forcadell como una de las personas que se dirigió a los concentrados contra la comisión judicial.