Política

Trapero declara que los Mossos tenían un plan secreto para detener a Puigdemont tras la DUI

El mayor de los Mossos declara como testigo en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo. Niega que el cuerpo de Mossos facilitara el referéndum ilegal del 1-O y el desafío independentista.

logo
Trapero declara que los Mossos tenían un plan secreto para detener a Puigdemont tras la DUI
Josep Lluís Trapero y su abogada, en el Supremo.

Josep Lluís Trapero y su abogada, en el Supremo. EP

Resumen:

La última pregunta del abogado de Joaquim Forn, Javier Melero, al mayor de los Mossos de’Esquadra José Luis Trapero trajo la sorpresa al Salón de Plenos del Tribunal Supremo. El reputado penalista preguntó a su testigo por la jornada en la que el Parlament declaró de forma unilateral la independencia de Cataluña. La respuesta del ex jefe de la policía autonómica catalana fue la siguiente: «El 27 de septiembre, el día de la declaración, este, sobre la una y media de la madrugada, llamó al fiscal superior de Cataluña y al presidente del Tribunal Superior de Justicia y les digo si hay personal. Y les comento que el cuerpo está a disposición tanto de la Fiscalía como del órgano judicial. Desconocíamos la trascendencia jurídica y qué delitos puede haber, pero veíamos que tenía cierta gravedad, y nos poníamos a disposición por si había que hacer un operativo». Entonces, el abogado del ex conseller de Interior preguntó: «¿Un operativo para qué?». «Para la detención del president y los consellers«, respondió el mayor de los Mossos.

Trapero, que ha testificado este jueves en el juicio del ‘procés’, ha recalcado una y otra vez que la policía autonómica catalana “no facilitó” la celebración del referéndum ilegal del 1 de Octubre en Cataluña. «No había ninguna intención de facilitar el referéndum e impedirlo venía dado por las órdenes judiciales», aseveró el alto mando de la policía catalana acusado por un delito de rebelión en la Audiencia Nacional.

Al ser preguntado por el dispositivo policial Ágora, el ex jefe de los Mossos ha explicado que el Govern lo puso en marcha debido a que había «una cierta tensión social» en Cataluña con incidentes, concentraciones, manifestaciones, pintadas, escraches, etc. «Era previsible que esa situación iba a ir en aumento», recalcó Trapero. «Cataluña estaba en un momento de conflictividad que deriva en incidentes antes del 1-O», añadió.

Malestar con Forn

El oficial de la Policía Autonómica catalana –que declara en el juicio del procés asistido de su letrada Olga Tubau- ha mantenido que dicho dispositivo no tenía “ninguna intención” de facilitar la celebración del referéndum de autodeterminación. “Por supuesto que no”, ha respondido Trapero, que ha negado que esa planificación tuviera “nada que ver” con la consulta ilegal.

No obstante, Trapero ha criticado abiertamente ante el tribunal que preside el magistrado Manuel Marchena la actitud que mantuvo el ex conseller de Interior Joaquim Forn ante la consulta del 1-O. «Pienso que había un punto de irresponsabilidad, pero el cuerpo tiene la fuerza que tiene», declaró el mayor sobre las declaraciones que Forn hizo señalando que los “Mossos iban a garantizar” la celebración del referéndum ilegal.

De la misma manera, «las manifestaciones de Forn causaron bastante malestar, confundían a la gente sobre el papel de Mossos y daba la impresion de lo que no era. Dio una imagen que alimentó algo que estamos pagando y que no se corresponde a la realidad, eso se lo censuramos y fue irresponsable. Yo personalmente lo hice».

Su relación con Pérez de los Cobos

Trapero ha explicado que tras esas manifestaciones por primera vez el cuerpo de Mossos emite un comunicado mostrando su malestar con el ex conseller. Las palabras de Joaquim Forn «sentaron mal» en la policía autonómica catalana.

José Luis Trapero ha reconocido que planteó su desacuerdo con la designación de Diego Pérez de los Cobos por parte del fiscal superior de Cataluña como coordinador policial para el 1-O y ha justificado esa oposición con el argumento de que veía al coronel de la Guardia Civil más como una persona “de tipo político” que un “mando operativo”, lo que le llevó a plantear otras alternativas a esa figura de coordinación.

El ex mayor de los Mossos ha precisado que la labor encomendada por la Justicia a Pérez de los Cobos era la de “coordinación y supervisión”, siendo él y el resto de la estructura de mando los que daban las “órdenes” a los agentes de la Policía Autonómica. Con todo, el testigo ha tratado de dejar claro ante el tribunal de que no compartiera el nombramiento del oficial de la Guardia Civil no significa que “no aceptara” la orden de la Fiscalía. “Eso no se dio en ningún momento”, ha remarcado.

Los Mossos, ante la declaración de Forn

Por otro lado, al ser interpelado por la acusación popular Vox por el asalto del 20-S, que los Mossos diseñaron un dispositivo para que los miembros de la comitiva judicial que registraron al sede de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 pudieran abandonar sin problemas el edificio.

«No sé si por malentendidos o por qué, pero nosotros montamos un dispositivo. Un cordón policial de la Brigada Móvil (antidisturbios de los Mossos). Preparamos el dispositivo de salida. (….) Si planteábamos un dispositivo y si lo planteamos es porque lo considerábamos seguro. No vamos a plantear una fórmula que consideremos inseguro, si planteamos una cápsula de 20 es porque no nos podemos arriesgar a que una botella o un objeto alcance a alguien de la comisión judicial», respondió a preguntas de la acusación popular Vox el mayor Trapero.

El testigo ha explicado que “no se culminó” dicho dispositivo donde estaba previsto un cordón policial para facilitar la salida de la comitiva judicial. José Luis Trapero, que prometió decir verdad, recalcó que cuando el titular del Juzgado de Instrucción Número 13 de Barcelona lo llama al final del día para que garantice la salida segura de la secretaria judicial del edificio de la Generalitat  ya se había «desmontado el cordón policial porque tenemos informaciones de que las diligencias se estaban alargando» al surgir problemas con la copia de documentos en un ordenador de la comitiva.