JxCat ha recriminado a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, la retirada del lazo amarillo que lucía hasta el pasado jueves en la fachada del Consistorio a requerimiento de la Junta Electoral de zona. Mientras Quim Torra estudia si consuma la desobediencia a la Junta Electoral Central (JEC) que este lunes ha rechazado las alegaciones del presidente catalán y le ha conminado a retirar los lazos políticos de los edificios institucionales, su partido ha intentado señalar a los comunes como traidores a la “causa” de los lazos amarillos.

“Los Comunes también votaron en el Parlament que los lazos amarillos no son un símbolo político” ha apuntado el diputado Francesc de Dalmases, quien en una comparecencia junto a Miriam Nogueras como portavoces de Jxcat ha lamentado la decisión de Colau. “Deberían preguntarle a ella” ha apuntado Dalmases, tras argumentar, como hizo la semana pasada el propio Torra, que el Parlament “aprobó que los lazos amarillos no son un símbolo partidista, es el símbolo de la conculcación de derechos fundamentales”.

Torra “tiene que obedecer al Parlament” ha concluido Dalmases, tras preguntarse por qué no lo hace la alcaldesa. Nogueras ha insistido en esa tesis, asegurando que “si el juicio” en el Tribunal Supremo por el 1-O “no es político, los lazos amarillos tampoco son un símbolo político” y concluir que la iniciativa de Cs para eliminar los símbolos políticos de las instituciones en campaña electoral prueba que “quien bloquea es otro grupo”.

Las juntas electorales de zona amplían la prohibición de los lazos en campaña electoral a los ayuntamientos catalanes

Mientras los independentistas se resisten a renunciar a su simbología en campaña, las juntas electorales de zona han empezado a replicar el dictamen de la JEC a nivel local. Si el martes pasado fue la de Barcelona la que hizo suya posición de la Junta Electoral Central para exigir la retirada del lazo al Ayuntamiento de Barcelona, este lunes se ha sumado a este criterio la del Alt Empordà.

En esta comarca de Girona, de mayoría independentista, la Junta Electoral ha dado 48 horas a los ayuntamientos y al Consejo Comarcal para retirar pancartas, lazos amarillos y estelades de los edificios públicos para “garantizar el principio de neutralidad política”. La junta local añade que si no se retiran estos símbolos de forma voluntaria en el plazo indicado, se harán “los requerimientos personales que sean necesarios para que se cumpla lo acordado” por la JEC.

Esta resolución es resultado de una denuncia de Cs para que se retiren símbolos independentistas en el Ayuntamiento de Figueras, pero la Junta la ha hecho extensiva a todos los consistorios de la comarca. Los naranjas han celebrado el apoyo de la Junta para retirar “la propaganda separatista”.