Política

Radovan Karadzic morirá en prisión por el genocidio de Srebrenica

logo
Radovan Karadzic morirá en prisión por el genocidio de Srebrenica
Radovan Karadzic, durante la lectura de su veredicto en La Haya, este miércoles 20 de marzo de 2019.

Radovan Karadzic, durante la lectura de su veredicto en La Haya, este miércoles 20 de marzo de 2019. EFE

Resumen:

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslava ha rechazado las apelaciones del criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic y ha aumentado su condena hasta la pena de cadena perpetua. La corte confirma en el nuevo veredicto su responsabilidad sobre el genocidio en Srebrenica, el sitio de Sarajevo y otros crímenes cometidos durante la guerra de Bosnia, en los años 90.

Karadzic ya había sido condenado por este caso a 40 años en 2016, aunque entonces su equipo jurídico decidió recurrir la sentencia. Tras el análisis de la apelación, la condena ha sido aumentada y el tribunal de La Haya ha dictaminado que Karadzic morirá en prisión.

La sentencia considera probado que Karadzic lideró personal y operativamente una estrategia de limpieza étnica en Bosnia&Herzegovina que perseguía la aniquilación de la población bosníaca musulmana. También que comandó a las tropas mandadas por Ratko Mladic que perpetraron la persecución, hostigamiento, detención y posterior ejecución de más de 8.000 personas en la matanza de Srebrenica, el mayor crimen de lesa humanidad acontecido en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Mladic ya fue condenado a cadena perpetua por este mismo tribunal.

El TPIY también encuentra responsable a Karadzic del sitio de Sarajevo, que se extendió durante años y se cobró la vida de más de 10.000 personas a manos de la artillería y los francotiradores serbobosnios apostados en las colinas que rodean a la ciudad.

Durante todo el proceso, Karadzic ha asegurado no haber tenido un juicio justo y que sus actuaciones no fueron más que la defensa de su pueblo, al que considerada amenazado por los bosnios musulmanes. Al inicio del procedimiento, tras su detención, llegó a apelar a una supuesta inmunidad que le habrían prometido los Estados Unidos durante los Acuerdos de Dayton.

Karadzic fue acusado de todos los crímenes por los que ahora es condenado a cadena perpetua en 1995, aunque entonces eludió su procesamiento y huyó. Durante más de 13 años permaneció en paradero desconocido y con una recompensa sobre su cabeza de más de 5 millones de euros, establecida por los Estados Unidos.

Fue capturado el 21 de julio de 2008, en un suburbio de Belgrado, donde se descubrió que durante más de una década había ejercido como curandero y médico alternativo. Presentaba un aspecto reconocible, aunque en las fotografías distribuidas en aquel momento se le veía muy delgado y con una inusual barba. Grupos nacionalistas radicales se manifestaron en Belgrado para exigir al Gobierno que no colaborase en su extradición, aunque esta finalmente se produjo el 30 de julio. Desde entonces, Karadzic estuvo interno en la prisión holandesa de Scheveningen, donde también permaneció durante años Slobodan Milosevic.