España | País Vasco | Política

Excarcelado un preso de ETA enfermo al que Marlaska denegó suspender la condena

Aitzol Gogorza, que sufre una grave enfermedad psiquiátrica, cumple condena por el intento de asesinato contra un funcionario de prisiones en 1997.

logo
Excarcelado un preso de ETA enfermo al que Marlaska denegó suspender la condena

Resumen:

Instituciones Penitenciarias ha autorizado hoy la excarcelación del preso de ETA, Aitzol Gogorza por motivos de salud y que completará el resto de la pena en su domicilio. Gogorza (Rentería, 1975) cumple una condena de 20 años por el atentado contra el funcionario de la prisión de Martutene, Juan José Baeza, el 16 de abril de 1997. El preso ha sido excarcelado por razones de salud al padecer graves problemas de carácter psiquiátrico, fundamentalmente un severo trastorno obsesivo compulsivo que le ha llevado a varios intentos de suicidio.

Gogorza figuraba entre los presos que el Gobierno iba a revisar su situación por motivos de salud. Ya en 2011 fue trasladado a la cárcel de Basauri, en Vizcaya, para ser vigilado por la unidad psiquiátrica del centro. A partir de ahora, y tras un breve tratamiento en un centro hospitalario de Guipúzcoa, Gogorza permanecerá en su domicilio y del que no podrá salir a excepción de visitas de carácter médico. Deberá portar una pulsera telemática.

La pena del preso de ETA no ha sido suspendida, tal y como venía solicitando su defensa. Ya en 2014 un auto de la Audiencia Nacional, firmado por un tribunal del que formaba parte el hoy ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, concluyó que no cabía la suspensión de la condena por el carácter “peligroso” del recluso pero sí se instaba a que por razones de salud se pudiera facilitar el ingreso del reo en un centro psiquiátrico para su tratamiento.

Atentado contra un funcionario

Gogorza fue detenido en 1999 en Francia cuando huía con otro miembro de ETA en un vehículo robado. Fue condenado a 8 años de prisión por robo y asociación de malhechores. En 2004 fue entregado a España para ser juzgado y un año después la Audiencia Nacional le condenó a 20 años de cárcel por el intento de asesinato del funcionario de prisiones, Juan José Baeza, de 46 años y padre de tres hijos. Por este atentado también fue condenado el exmiembro de ETA, Kepa Etxebarria, en libertad desde marzo pasado, y que a su salida de prisión fue homenajeado en la localidad de Rentería.

Junto a otro etarra, en abril de 1997 disparó contra un funcionario de prisiones al que hirieron en el cuello

Los hechos ocurrieron el 16 de abril de 1997 cuando el funcionario se dirigía  su casa y dos miembros de ETA se cruzaron en su camino y comenzaron a disparar. Una bala le hirió en el cuello pero logró escapar y llegar hasta su domicilio mientras que los terroristas que le perseguían no dejaron de disparar. Afortunadamente, los entre seis y ocho disparos más no le alcanzaron. Herido, llegó hasta su vivienda y salvar su vida.

La excarcelación de Gogorza y el resto de presos enfermos ya fue reclamada por el parlamento Vasco en 2015 en una declaración que a instancia de EH Bildu apoyo el  PNV y aprobó al Cámara. La asociación de apoyo a los presos de ETA, Sare, se ha felicitado por la excarcelación de Gogorza y ha señalado que ha sido posible gracias a la presión ejercida. Sare reitera que aún restan decenas de preso enfermos que deberían ser excarcelados. Desde la izquierda abertzale , el portavoz de EH Bildu, Julen Arzuaga ha apuntado que se trata de “una salida digna y razonable para los presos que padecen graves enfermedades, ya que hace posible que reciban el tratamiento médico que necesitan”.