Política

Prisión provisional para el ex jefe militar chavista Hugo Carvajal, detenido en Madrid

Carvajal fue jefe de la contrainteligencia venezolana con el Gobierno de Hugo Chávez, ahora reclamado por Estados Unidos por un delito económico

logo
Prisión provisional para el ex jefe militar chavista Hugo Carvajal, detenido en Madrid
El ex jefe militar del chavismo, Hugo Carvajal (dcha)

Imagen de archivo del ex jefe militar del chavismo, Hugo Carvajal (dcha) EFE

Resumen:

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha acordado prisión provisional para el exjefe de los servicios de contrainteligencia militar de Venezuela Hugo Carvajal, detenido ayer en España en virtud de una petición de extradición de EEUU a causa de un delito relacionado con el narcotráfico.

Fuentes de la Audiencia Nacional han apuntado que Carvajal ha negado ante el juez tener vínculos con el narcotráfico y las Farc, y además ha rechazado su entrega a Estados Unidos.

Este país acusa a Carvajal de haber lavado dinero de la droga junto a Pedro Luis Martín Olivares, un ex alto cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia que el Tesoro de Estados Unidos incluyó el pasado año en su “lista negra” de narcotraficantes.

El responsable de la contrainteligencia militar durante el mandato de Hugo Chávez ha alegado tener arraigo en Madrid y ha argumentado que otro país, Holanda, rechazó con anterioridad la extradición por los mismos hechos sobre los que se va a pronunciar ahora la justicia española.

Según ha explicado al juez, sus familiares se establecieron en España antes que él, que habría abandonado Venezuela hace un mes en un barco que lo condujo a la República Dominicana. Desde allí Carvajal habría tomado un avión comercial hasta Madrid.

Las fuentes de la Audiencia Nacional explican que ahora EEUU tendrá que formalizar su petición de extradición ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Carvajal fue diputado del chavismo y fue detenido en Madrid a las 15.30 horas de este viernes. Hombre de confianza del fallecido Hugo Chávez, decidió el pasado mes de febrero dar su respaldo a Guaidó e hizo un llamamiento a sus compañeros militares a rebelarse contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

El militar llegó a criticar la actuación de los cuerpos de seguridad venezolanos porque, según él, se había convertido en “atropellos, vejación, tortura y terror” y demás acciones al margen de la ley, con total impunidad.