El Parlamento catalán ha consumado esta mañana el veto de Miquel Iceta como senador autonómico, lo que impide que el líder del PSC acceda a la presidencia del Senado, como le había propuesto Pedro Sánchez. En un pleno con ese único orden del dia, los independentistas han impuesto de nuevo su mayoría primero para frenar el voto con papeletas y después para impedir que Iceta sustituya a José Montilla como senador autonómico en representación de los socialistas catalanas

“Por muy doloroso que sea el resultado de la votación, no perderé ni una brizna de voluntad de dialogo para buscar la solución a través del acuerdo” ha asegurado Iceta tras concluir el turno de intervenciones de los grupos para defender el sentido de su voto. Un turno en el que los independentistas han repetido los argumentos defendidos ayer y PP y Cs han coincidido en recriminar al PSC que haya “roto la unidad del constitucionalismo” para echarse en manos de unos socios que hoy le han dejado solo.

Iceta, efectivamente, sólo ha obtenido 25 de los 135 votos en liza, los que corresponden al PSC y los Comunes, frente a los 64 noes de JxCat, ERC y la CUP y la abstención de Ciudadanos y PP.

“La ley y el reglamento del Parlament establece la sustitución, no se puede votar ‘no’ salvo que haya motivos objetivos de inelegibilidad” ha advertido el presidente del Grupo de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, quien ha concluido que de nuevo, “como en el pleno del 6 y 7 de septiembre de 2017” la mayoría independentista “ha vuelto a dejar sin derechos a la minoría”.

Aún así, Carrizosa ha añadido que “no podemos votar un ‘sí’ simbólico -aunque éste no tenga ninguna incidencia por el bloqueo independentista- al socialismo que defiende indulto, el referéndum o que mira para otro lado cuando los derechos de los catalanes son vulnerados, en algunos ayuntamientos incluso con la connivencia del PSC”.

El líder naranja, como antes había hecho el presidente del PPC, Alejandro Fernández, ha advertido a los socialistas que su “estrategia de apaciguamiento está claro que es un fracaso; miren el pago a sus concesiones. El separatismo no es de fiar, tienen plan a largo plazo, quieren brexit para Cataluña” ha concluido Carrizosa.

Fernández ha reconocido que los catalanes “apoyaron masivamente esa estrategia de diálogo, les creyeron” en las elecciones del 28A, y “castigaron a los que decíamos que estábamos ante un diálogo trampa, porque no se puede dialogar con quien no quiere”.

Han bastado dos semanas para que el independentismo demuestre en qué consiste el diálogo” concluye el PP

“Ha bastado con dos semanas para que el separatismo demuestre en qué consiste el diálogo que propone, consiste en chantaje, chantaje y chantaje” ha añadido el líder de los populares en Cataluña, que ha afeado a Iceta que tras la moción de censura rompiera “la unidad constitucionalista y el espíritu de 6 y 7 para estrategia de distensión con independentismo”.

Estrategia que, según Fernández, llevó a Miquel Iceta a que “Torra le inspirara ternura mientras los constitucionalistas éramos extrema derecho”.

Alert Batet (JxCat), por su parte, ha recriminado a Iceta que “su diálogo es cínico, es falso”. “Donde estaba el diálogo el 1-O cuando pegaban, el 3-O cuando el rey hizo discurso infame” ha añadido el portavoz neoconvergente. “Quizá dialogaban con el Rey, Rajoy o los poderes del IBEX pero nunca han querido dialogar con los independentistas”.