Si hay algo que pueda destacarse del perfil de nuestro protagonista de hoy es que es un tipo normal. Y eso, en los tiempos que corren y más si nos referimos a líderes políticos o empresariales, es todo un valor. Créanme, llevo décadas rodeado de ellos.
Pepu Hernández no es un político profesional. Ni falta que le hace. Pero sí es un líder. Por eso el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, tuvo el buen acierto de elegirle como candidato a la alcaldía de Madrid. Sin duda tuvo en cuenta su capacidad para conformar equipos, para liderar proyectos, para crear climas de ilusión que conduzcan a la obtención de las metas apetecidas. Sánchez sabe bien el material humano del que Pepu, como le conocemos todos, está construido: le conoció en una cancha de baloncesto. Y quien fuera entrenador de nuestra selección nacional, es muy consciente de ello.
Conoce sus debilidades, frente a sus contrincantes, tiburones más bregados que él en los asuntos públicos. No le importa. Ya se ha rodeado de quienes pueden ayudarle. También sabe mejor que nadie que esas -en apariencia- debilidades se transformarán en fortalezas en cuanto comience a desplegar esa capacidad estratégica que atesora en su cabeza; si le ha servido para organizar excelentes defensas en zona o aprovechar una posesión hasta el último segundo, también lo hará para controlar los tempos políticos.  Hay ganas de ver a Pepu metido ya en arena política; como alcalde o como concejal. En el gobierno municipal o en la oposición.
Hoy tomo gustoso mi café con el aspirante a la Alcaldía de la capital de España en representación del PSOE.
Pregunta.– Sé que tal vez no parezca muy original pero, ¿qué lleva un hombre del deporte como usted a meterse en este lío de la política?

Respuesta.- Sobre todo poder ayudar a mi ciudad y a las personas que viven en Madrid.

P.- Como máximo responsable que ha sido de la selección nacional de baloncesto y campeón del mundo en 2006, sabe de sobra lo que es aguantar presión al máximo nivel, igual que lo sabe el CEO de una gran empresa o cualquier otro líder con un perfil que exija la más alta responsabilidad, así que ¿encuentra en la actividad política en la que usted es nuevo, algo más canalla si cabe que en otros ámbitos? Lo digo por el nivel de crispación, de navajeo…

R.- Podemos soportar la presión natural, la que produce el equipo y la que generamos nosotros mismos. Las presiones que vienen de fuera tratamos de convertirlas en ilusión. Tenemos por delante la gran responsabilidad de hacer un mejor Madrid.

P.- No me equivoco si intuyo que no le hace mucha gracia que le consideren una suerte de advenedizo en la política, alguien que está de paso; le he escuchado varias veces ya que usted es un ciudadano como los demás y que su vocación por el servicio público es ahora su mayor motivación.

R.-La vocación es muy importante. Siempre he considerado que el servicio público es de gran utilidad y que nos debemos de sentir orgullosos de poder actuar políticamente para servir a los madrileños y las madrileñas. Desde la actividad política se puede transformar la vida de las personas y hacer cosas importantes para esta ciudad.

Los que no somos políticos profesionales aportamos un punto de vista interesante»

P.- Usted aspira a ser alcalde de la capital de España. Necesitará formar y rodearse de equipos altamente cualificados y perfectamente engranados. ¿Qué experiencias en esta materia importadas de su experiencia como seleccionador implementará en la política?, ¿Qué mochila trae?

R.-La política se hace con buenos equipos y a través de los partidos. El partido aporta experiencia, gestión, conocimiento de las necesidades de la vecindad. Tenemos un equipo preparado, dispuesto, con los apoyos necesarios, y con la coordinación precisa con la Comunidad y el Gobierno de la nación para hacer el trabajo que Madrid merece.

Mi equipo tiene que aglutinar y ser potente, porque solo así será capaz de resolver los problemas que se plantean. Y ha de forjarse a base de respeto, confianza y generosidad, valores que quiero trasladar también a Madrid. Tenemos que escuchar, hablar, respetar y tener confianza, porque la ciudad la hacemos entre todos y todas.

P.- ¿No ser político profesional es una ventaja o un inconveniente?

R.-Ni una cosa ni la otra. Yo respeto mucho a los que se dedican a la política y también a quienes en un momento determinado quieren ayudar y aportar lo suyo. Es posible que los que no somos políticos profesionales aportemos un punto de vista distinto, que puede resultar interesante.

P.- ¿Qué plan tiene para hacer de Madrid una ciudad más limpia? ¿Remunicipalizará el servicio después de años de ineficaz privatización de la limpieza?

R.-Remunicipalizar no es una opción. Queremos mejorar los contratos para que prioricen el servicio que hacen, sobre los beneficios que obtienen las empresas. Y se tiene que limpiar toda la ciudad, no unos distritos mejor que otros. La limpieza de Madrid es uno de los problemas más importantes para la gente y nosotros vamos a aportar las mejores soluciones.

Remunicipalizar no es una opción. Queremos mejorar los contratos de limpieza»

P.- ¿Cuál es su plan sobre el problema del Medio Ambiente y la contaminación?

R.-Luchar contra la contaminación es una obligación de los poderes públicos, porque está íntimamente relacionada con la salud. Necesitamos una movilidad limpia, sostenible, por todo Madrid. No nos vale con Madrid Central, que es una propuesta socialista, sino que queremos atender a todos los barrios de Madrid, en todos tiene que mejorar la calidad del aire. Hay que hacer un mejor transporte público, construir más aparcamientos disuasorios, promover vehículos menos contaminantes y hay que dar cancha al peatón. Estas son necesidades básicas que tenemos que resolver, porque está en juego la salud de la ciudadanía.

P.- Sobre movilidad, ¿cómo ve el metro, la EMT y el reciente conflicto del taxi? ¿Qué futuro tiene el coche privado en una gran capital como la nuestra?

R.-En Madrid se pierde mucho tiempo en los desplazamientos. Tenemos que recuperar tiempo para los madrileños y las madrileñas. Pero la movilidad que queremos es sostenible, es adecuada y ha de respetar todas la normas que se están imponiendo en Europa y en el mundo. Hay que mejorar el transporte público y el taxi forma parte de este servicio público, que tiene que ser más limpio y más eficiente.

P.- ¿Qué hará para mejorar Madrid Central si es elegido alcalde?

R.-Vamos a seguir hablando con todos los agentes implicados, vecinos, comerciantes, los que tienen que entrar cada día en el centro y los que han de hacerlo por las noches. Vamos a mejorar el transporte público para facilitar estos desplazamientos y fomentar el uso de vehículos no contaminantes. Y hay que informar mejor a la ciudadanía sobre cómo funciona Madrid Central. El centro no puede quedar aislado, hay que organizar el tráfico y facilitar que la vida fluya.

No es nuestra prioridad el sueño olímpico, aunque Madrid no tiene por qué perder el sueño»

P.- ¿Cómo vivió las dos huelgas feministas del 8 de marzo de 2018 y 2019 que han hecho ya historia para siempre, y qué políticas de género plantea aplicar si llega la alcaldía?

R.-Madrid ha hablado alto y claro: esta ciudad necesita igualdad entre hombres y mujeres, entre barrios y distritos, entre el norte y el sur. La igualdad es el eje fundamental de nuestras políticas. Necesitamos un ayuntamiento feminista y trabajaremos para que la mujer pueda acceder con más facilidad al mundo del trabajo, tenga muchas más oportunidades y se acabe de una vez por todas con la brecha salarial entre hombres y mujeres.

P.- ¿Es partidario de optar de nuevo a qué Madrid organice unos Juegos Olímpicos?

R.-Madrid no tiene por qué perder el sueño olímpico. Es una de las grandes ciudades del mundo y es capaz de celebrar unos Juegos Olímpicos, pero esta no es nuestra prioridad.

P.- Las encuestas arrojan la posibilidad de que la izquierda conserve la Alcaldía de la capital frente al tripartito derechista pactando con Ahora Madrid de Carmena. ¿Cómo ve ese escenario?

R.-Las encuestas son solo eso: encuestas. Lo importante es que toda la gente progresista de la ciudad vaya a votar el domingo 26 de mayo para evitar que la derecha, con el apoyo de la extrema derecha, gobierne en el Ayuntamiento. Madrid tiene que seguir siendo una ciudad abierta y tolerante, no se pueden dar pasos atrás.

P.- ¿Cree que es una amenaza que la derecha vuelva a gobernar Madrid con el apoyo de la ultraderecha?

R.-En el Ayuntamiento ha gobernado la derecha durante 26 años y ha impuesto sus políticas liberales. Ha vendido vivienda y patrimonio a fondos buitre. La posibilidad de que vuelvan a regir Madrid, y ahora con el apoyo de la ultraderecha, es real; están haciendo unos planteamientos que a la gente de mi generación nos parecía imposible que volvieran. Hay que movilizarse y votar el día 26. Tenemos que seguir consolidando los derechos adquiridos e impulsar nuevos derechos para el futuro. 

Hay que movilizarse y votar el 26. La derecha ha gobernado 26 años»

P.- ¿Qué amenaza representa Vox y la ultraderecha para Madrid?

R.-Es una amenaza evidente. Quieren apartar el Orgullo LGTBi de Madrid, proponen que tengamos pistolas en casa, afirman que la mujer no tiene más derechos que cortarse las uñas y el pelo… Son el retroceso absoluto. Tengo la sensación de que en España la ultraderecha no preocupa como sí lo hace en otros países de Europa, donde la derecha moderna está consiguiendo aislar de manera efectiva a la extrema derecha.

P.- ¿Por qué la izquierda debe seguir gobernando Madrid?

R.-Porque todavía hay un gran trabajo por hacer en igualdad, en sostenibilidad, en desarrollo y en justicia social. Cualquier otra opción sería retroceder.

P.- No descubro ningún secreto si traigo a colación que, en los últimos años, el PSOE no ha tenido mucha suerte en sus resultados en lo que se refiere al Consistorio madrileño,.¿ Puede ser usted un revulsivo para revertir la situación y dar la campanada?

R.-Nuestra intención es revertir esa situación. Madrid está esperando al PSOE y nosotros estamos ofreciendo un verdadero equipo, con el potencial del PSOE, un partido con 140 años de historia, trabajando por España y por el municipalismo. Hay experiencia y hay ilusión para hacer un mejor Madrid.

P.- ¿Qué opina de sus adversarios políticos?

Los respeto mucho. Una de las bases de nuestro programa es el respeto. Y creemos que el diálogo es algo primordial.

Pedro Sánchez es un hombre de Estado, que está haciendo las cosas realmente bien»

P.- Si tuviera que hacer un equipo de cinco integrantes, no de basket sino con los cinco mejores políticos españoles, ¿con quién contaría?

Pedro Sánchez estaría seguro. Ángel Gabilondo, por supuesto. Y el resto lo completaría con todo mi equipo. La potencia del equipo que presentamos para Madrid es inmejorable.

P.- Usted conoció a Pedro Sánchez en una cancha de baloncesto. ¿Qué sugerencias le ofrecería para mejorar?

Él es un hombre de Estado, que está haciendo las cosas realmente bien. Algunos de los consejos que le dí cuando le entrenaba los está llevando a cabo: el respeto, la confianza y la generosidad, que son la base de todo comportamiento político y también claves a la hora de generar equipos.

P.- Algo más personal, candidato: dígame cinco sitios maravillosos para usted en esta gran ciudad que es Madrid

Siempre que puedo me escapo a la Residencia de Estudiantes, que está en una zona privilegiada de Madrid. También está cerca del Ramiro de Maeztu y de la Colina del Hipódromo. Me gusta el Paseo del Prado y me gusta mi barrio: Canillejas. Y el pequeño jardín del Palacio de Anglona.

Veo menos a mi familia ahora; intento sacar ratitos para conciliar»

P.-¿Cómo concilia ahora?

Veo menos a mi familia ahora. Antes seguía más de cerca los estudios de mis hijas. La actividad política me lleva mucho tiempo, pero intento sacar ratitos para conciliar.

P.- ¿Qué sueños alberga para su futuro y para MAdrid?

Dedicarme al servicio público colma mi sueño de ser alguien capaz de ayudar para conseguir un mejor Madrid.