Quim Torra pedirá esta tarde al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, una reunión urgente para reclamarle el «cese de la represión» después de que la Fiscalía y la Abogacía del Estado presentaran ayer sus conclusiones ante el Tribunal Supremo en el juicio del procés manteniendo la imputación por delitos de rebelión y secesión respectivamente. Torra ha vuelto a criticar en una entrevista en TV3 la actuación del Ministerio Público y ha asegurado que «tenemos una resolución de la ONU que pide la inmediata puesta en libertad» de los procesados por el 1-O en prisión provisional.

El presidente catalán ha tachado de «grave» la situación, «nos acaba de decir el Fiscal que somos una organización criminal, nos están pidiendo penas de más de 70 años, tenemos gente en el exilio, la represión no para. Esto es lo que se debe resolver. Quiero pedirle a Sánchez una reunión urgente para hablar de esto, para hablar de esta situación», ha afirmado en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press.

En este contexto, ha recordado que la semana pasada envió una carta a Sánchez pidiéndole que cumpliera este dictamen y ha lamentado que esta petición no se haya reflejado en el escrito de conclusiones de la Abogacía del Estado, que mantiene la acusación de sedición: «La Abogacía del Estado, que depende del PSOE, hizo un escrito de acusaciones que no podemos aceptar de ninguna de las maneras. Dijo lo mismo que Vox».

La Abogacía del Estado, que depende del PSOE, dijo lo mismo que Vox» se ha lamentado Torra

Un argumento que ya utilizó ayer la portavoz parlamentaria de ERC, Anna Caula, hablando en este caso de la Fiscalía, cuando aseguró que el Ministerio Público «ha hecho mitin de Vox en el Tribunal Supremo al lado de Vox». En su escrito de conclusiones, la Fiscalía situó al presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, como el líder y motor necesario de la rebelión que considera acreditada en los sucesos del octubre de 2017.

El jefe del ejecutivo catalán ha afirmado que es necesario que Generalitat y Gobierno vuelvan a dialogar y planteen qué propuestas tiene cada uno para solucionar la situación en Cataluña, ya que dice que Sánchez todavía no lo ha explicado, y considera que es «de mínimos» que haya una figura de relator para dar cuenta de estas conversaciones. «Que podamos hablar del derecho a la autodeterminación, que el Gobierno español diga qué quiere para Cataluña y que haya una figura. Me parecen temas de mínimos», ha apuntado.

Preguntado por si JxCat y ERC deben facilitar la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno, Torra ha señalado que «por coherencia» deben plantear las mismas condiciones que pusieron en la votación de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por lo que avisa de que volverán a votar en contra si el Gobierno no las cumple.

Unidad independentista

El presidente catalán no ha querido cerrarse ninguna puerta sobre la eventual respuesta a una condena del Supremo contra los líderes independentistas, sin descartar ni confirmar la convocatoria de unas nuevas elecciones autonómicas que la ANC ya ha reclamado, presentándolas como unas «elecciones plebiscitarias» para mostrar el rechazo catalán a esa condena. En este contexto, Torra ha insistido en la ronda de contactos con entidades y partidos independentistas iniciada ayer con la Asamblea y Òmnium, pero ha rechazado presentar conclusiones todavía.

Así, ha rechazado valorar las propuestas que surjan hasta que no acabe esta ronda, como la de recuperar la vía unilateral como plantea la ANC: «No diré ni que sí ni que no. Enriquezcamos el debate, es la hora de hablar claro, de decirnos todos juntos cómo afrontamos este momento crucial de la historia del país».

También ha reiterado que si las sentencias son condenatorias supondrán un punto de inflexión y será necesario «responder colectivamente en lo que puede ser un ataque directo contra la democracia», y que esta respuesta se basará en principios democráticos y en el derecho a la autodeterminación.

Torra ha asegurado que el independentismo tiene una mayoría social en Catalunya, como cree que demuestran los resultados de las elecciones europeas, donde la suma de JxCat y ERC alcanzó el 49,7% de los votos: «Si lo consideráramos un referéndum habríamos alcanzado el 50%».