La Policía francesa ha vuelto a detener al histórico dirigente de ETA ‘Josu Ternera’ en virtud de la orden dictada desde la Audiencia Nacional por el atentado en la casa cuartel de Zaragoza en 1987 y que provocó 11 muertos, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas y de la lucha antiterrorista.

Josu Ternera había quedado este miércoles en libertad bajo control judicial por decisión del Tribunal de Apelación de París, precisamente en el día en que se cumplen 32 años del atentado de Hipercor en el que fueron asesinadas 21 personas.

Después de la puesta en libertad del etarra se ha acelerado la tramitación de una de las ordenes de detención y petición de extradición emitidas por la Justicia española, según informa El Mundo.

La defensa de Urrutikoetxea, que fue detenido en mayo en los Alpes franceses, ha esgrimido durante la mañana del miércoles ante un tribunal los problemas de salud de Ternera como baza para exigir su puesta en libertad.

Hace un mes, el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, solicitó a Francia la extradición del terrorista a España para ser enjuiciado por el atentado de Zaragoza en 1987, en el que fue procesado en 2002 por un delito de atentado terrorista con resultado de muerte, diez de asesinato y otros 73 de tentativa de asesinato.

Este miércoles, el Ministerio del Interior había eludido valorar la puesta en libertad de Ternera y ha explicado que seguirían “atentamente” la tramitación de las órdenes europeas de detención solicitadas por la Audiencia Nacional tras su detención.“En cualquier caso, está decisión del tribunal francés no paraliza el proceso y, más tarde o más temprano, Urrutikoetxea será juzgado en España”, afirmaba en un comunicado.

Atentado en la casa cuartel

El 11 de diciembre de 1987, un coche-bomba explotó junto al cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, al noreste de la ciudad, provocando la muerte de 11 personas, entre las que se encontraban guardias civiles y sus esposas y seis niños.

La explosión del coche bomba, que consistía en 250 kilos de amonal metidos en botellas de acero, derribó las cuatro plantas del edificio y provocó un gran socavón. El edificio tuvo que ser demolido. Días después, cerca de 200.000 personas salieron a las calles de Zaragoza para clamar «por la paz y contra el terrorismo».

La Audiencia Nacional pidió investigar a Ternera como presunto inductor de los asesinatos

El ataque fue obra del ‘comando Argala’, compuesto por cuatro etarras y tres ciudadanos franceses. Entre los condenados por el atentado está Francisco Múgica Garmendia, alias ‘Pakito’, como inductor del atentado y cooperador necesario; y José María Arregui Erostarbe, ‘Fiti’, por explicar al comando como accionar el coche-bomba.

La Audiencia Nacional condenó a 1.802 años de cárcel a Henri Parot por colocar el coche-bomba junto al cuartel; mientras que Jean Parot, Jacques Esnal y Frederic Haramboure, todos franceses, fueron condenados por un tribunal francés a cadena perpetua.

Después de estas condenas, la Audiencia Nacional solicitó al Tribunal Supremo investigar a Josu Ternera como presunto inductor de los asesinatos tras encontrar indicios de que había participado en el atentado al cuartel.