El único representante de Vox que ha entrado en las Cortes autonómicas de Castilla y León, Jesús García-Conde, se ha visto en dificultades en su estreno ante la prensa al tratar de responder a las preguntas sobre las medidas concretas contra la «ideología de género» que su partido quiere llevar a cabo en esta región.

Durante su comparecencia, como detalla eldiario.es, García-Conde ha anunciado «la defensa de la unidad en España» y «la lucha contra la ideología de género». Los problemas para García-Conde, que estaba acompañado por el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, han llegado cuando una periodista le ha pedido que concretara si su partido iba a impulsar medidas concretas en este asunto.

«El asunto iba por la Ley de Diversidad Sexual que se quedó en el Parlamento (…)vamos a hablar, de ese, de todos los asuntos que tengan que ver, como lo estamos haciendo en otros parlamentos, y nosotros hablamos también, de la derivada, debe ser violencia intrafamiliar, si es la pregunta», ha respondido el procurador de Vox después de realizarle una consulta a Ortega Smith.

Sin embargo, García-Conde titubeaba y entrecortaba más sus respuestas a medida que daba más explicaciones o le pedían que concretara esas medidas contra la «ideología de género». «Nostoros tenemos un programa, lo hemos enseñado a todo el mundo y a lo largo de estos 4 años iremos desgranando todas las medidas», ha seguido.

Finalmente, cuando le han preguntado de nuevo por las medidas en Castilla y León, ha explicado que serán «las mismas que presentamos en el resto de España». «Estamos tratando de frenar esas leyes que hay en otras Comunidades Autónomas de España y que en todas exista el mismo planteamiento», ha concluido.