El PP guipuzcoanao ha solicitado al PP nacional el archivo del expediente informativo abierto al juntero popular en la Cámara de Guipúzcoa, Juan Carlos Cano, quien por un error facilitó -junto a los votos de PNV, Bildu y PSE- la elección del candidato de EH Bildu para presidir la comisión de derechos humanos de la Cámara Territorial foral. En una nota emitida esta tarde por el PP que preside Borja Sémper considera que no se puede cuestionar la trayectoria de un cargo popular comprometido durante 30 años con la defensa de la libertad y que ha luchado «contra el acoso y la persecución de ETA».

Recuerdan que Cano ha ostentado varios cargos públicos en el País Vasco desde 1995 y que por ello fue perseguido por varios comandos de ETA. Citan el caso del ‘comando Buruntxa’, en el que el «chivato» que facilitó datos del procurador fue un comerciante de un establecimeinto que él frecuentaba y que habría facilitado información de Cano y su esposa, así como de otro matrimonio amigo.

Añaden que durante muchos años ETA «repartió esquelas» por la localidad de Andoain, donde fue concejal, y en las que figuraban cinco nombres. De ellos, los dos primeros, José Luis López de la calle y el sargento de policía municipal Joseba Pagazaurtundua, fueron asesinados por ETA. Cano era el quinto de la lista.

En la nota se añade que Cano no participará el comisión de derechos humanos mientras que ésta esté presidida por Bildu. Los populares guipuzcoanos, que reiteran sus disculpas por el «grave pero involuntario error», arremeten también contra el PSE. Afirman que el voto del PP no fue el deterinante para la designación de la presidencia de la citada comisión. Recuerdan que además de Bildu y PNV, también el PSE respaldó que fuera la izquierda abertzale quien liderara este organismo.»Nos pregutamos dónde está el Partido Socialista con el que juntos defendimos la libertad, con el que recorrimos las calles del País vasco exigiendo respeto a los valores democráticos y los derechos civiles básicos de los cudadanos».

Sémper: Es un despropósito»

Horas antes el portavoz del PP en el Parlamento vasco y concejal en San Sebastián, Borja Sémper, había asegurado que era un «despropósito» abrir un expediente informativo al portavoz del partido en Guipúzcoa, Juan Carlos Cano, por la votación que provocó que EH Bildu presida la Comisión de Derechos Humanos en las Juntas Generales guipuzcoanas. Según ha recalcado, fue un «error» y él mismo pidió disculpas por esa equivocación.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha avanzado que, junto al PP vasco, van a pedir «las aclaraciones necesarias» a Cano «a través del medio que sea oportuno». «Vamos a profundizar en esta materia a través de este expediente informativo para aclarar estas cuestiones y que toda España sepa que el PP no quiere tener nada que ver con Bildu», ha afirmado rotundo.

En una cadena de mensajes en su cuenta de Twitter, que ha recogido Europa Press, Sémper ha lamentado que en los últimos días muchas personas le esté «dando cera» a Juan Carlos Cano, «el único juntero del PP entre 51 escaños». «Se equivocó en una votación (en la que su voto no cambiaba nada) donde PNV+PSE+BILDU habían acordado que un juntero de Bildu presidiera una nueva comisión, la de DDHH», ha subrayado.

Pidió disculpas por el error y lo aclaró

Sémper ha señalado que Cano pidió disculpas por «el error y lo aclaró». «Hoy, después de días en los que le han llamado de todo, mi partido le abre un expediente. Supongo que para aclarar si es connivente con ETA. A estas alturas», ha lamentado, para recordar que Cano fue perseguido por diferentes comandos de ETA.

Tras asegurar que una de las cosas que tienen que hacer los políticos «es votar bien», ha admitido que Cano «falló, no estuvo atento y fue recriminado por ello». «Ahora bien, insultar a un hombre que se ha jugado la vida por la libertad (su mujer también apareció en listas de ETA), hacerlo con la comodidad que proporciona una tribuna periodística, la frivolidad de Twiter o la ventaja de la turba, tan de moda, lo rechazo», ha manifestado.

Por todo ello, Sémper ha insistido en que abrirle un expediente por ese «error» es un «despropósito» que él no comparte dada su trayectoria y su compromiso. A su entender, es «descorazonador dedicar una vida a una causa y que esta sea la respuesta».