La Policía Nacional acaba de sacar a licitación la compra de más de 400.000 prendas de uniformidad con la que renovará el vestuario de la plantilla entre 2020 y 2022, estableciendo un presupuesto máximo de 17,53 millones de euros (21,22 millones con IVA).

Con esta adquisición, el Cuerpo que dirige Francisco Pardo Piqueras pretende dar solución a las deficiencias en el vestuario que sufren agentes de diversas unidades, como vienen denunciando con frecuencia los sindicatos.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este jueves el anuncio de la División Económica y Técnica del Cuerpo Nacional -dependiente de la Jefatura Central de Logística e Innovación- por el que abre el plazo para recibir ofertas para el suministro de pantalones, camisas, guerreras, gorras, anoraks, cazadoras, guantes, botas y monos, entre otras prendas. Las propuestas se admitirán hasta las 12 horas del próximo 19 de agosto.

La adquisición incluirá 92.850 pantalones, 60.000 camisas tipo polo, 48.900 gorras y 37.800 botas, entre otras prendas

La dirección de la Policía ya tramitó el pasado año un expediente trianual con el que pretendía cubrir las necesidades de vestuario de su plantilla, integrada por unos 65.000 funcionarios. Ese procedimiento resultó fallido, dado que cuatro de los lotes quedaron desiertos: sólo se cerró con éxito la compra de una remesa de divisas y la «implementación de un sistema de logística», según expone el departamento en la memoria justificativa.

De acuerdo con en el pliego de prescripciones técnicas que regulará esta contratación, consultado por El Independiente, la Policía prevé que necesitará unos 92.850 pantalones para diversas unidades en los próximos tres años, de los que 9.000 son concretamente para los agentes destinados en las Unidades de Intervención Policía (UIP) o antidisturbios.

Dividido en ocho lotes, el encargo incluye también la adquisición de 60.000 camisas tipo polo, 48.900 gorras de trabajo, 37.800 botas, 33.000 jerseys de pico, 31.500 pares de zapatos, 30.000 chalecos de alta visibilidad, 18.000 camisas, 18.000 cazadoras, 12.000 guerreras de gala, 9.000 anoraks, 7.050 monos, 2.400 faldas, 1.800 chaquetones y 900 guantes, entre otras prendas.

Tallas extraordinarias

La Policía Nacional exige al proveedor que el hilo de confección a emplear en todas las costuras -incluido el despiece del calzado- es «verde claro», a fin de garantizar que las prendas han sido confeccionadas «expresamente» para esta contratación. La empresa suministradora se compromete también a servir piezas de «tallas extraordinarias» para los agentes que por sus características físicas no se pueden acoger al suministro de «prendas normalizadas», si bien en este caso se facturan a un precio superior en un 50 %.

El importe de licitación del expediente asciende a 17.539.575 euros, cifra que asciende a 21.222.885,75 euros si se aplica el 21 % de IVA correspondiente. «Este importe ha sido calculado en base a la suma total del coste estimado unitario de cada una de las prendas solicitadas u que fueron establecidas en la facturación de adquisiciones anteriores, al que se le ha aplicado la actualización correspondiente del incremento de precios al consumo medio», añade la memoria.