Isabel Díaz Ayuso, la que se convertirá con seguridad en presidenta de la Comunidad de Madrid tras el pacto de su partido (PP) con Ciudadanos y Vox, ha estado cinco años sin pagar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). A seis días de su investidura, se revela que la candidata popular tiene una deuda con el Ayuntamiento de Madrid correspondiente al pago de cinco años de IBI, según publica Infolibre.

«Ayuso debe al Ayuntamiento de Madrid cinco años del IBI», titula el digital, que ha «localizado cinco notificaciones publicadas en boletines oficiales reclamando la deuda tributaria generada por un local de oficinas de 180 metros en Madrid».

De acuerdo con esta información, «Isabel Díaz Ayuso y su hermano Tomás fueron los propietarios del inmueble entre abril de 2012 y octubre de 2017, periodo en el que se generó la deuda».

El Aval a su padre

Los portavoces de Ayuso se habrían limitado a responder que el citado inmueble, el local de oficinas de 180 metros, «estaba en proceso de subasta desde hacía años». No ha trascendido la cantidad que adeuda la candidata presidencial, quién también está siendo requerida estos días por un aval de 400.000 euros concedido por la empresa semipública Avalmadrid a su padre, ya fallecido, en 2011.