Política

La Comunidad de Madrid niega información del ente semipúblico que avaló al padre de Ayuso

El Gobierno regional ha afirmado que Avalmadrid, que aprobó en 2011 la concesión de un préstamo a la empresa Mc Infortécnica S.L, es una sociedad "privada".

logo
La Comunidad de Madrid niega información del ente semipúblico que avaló al padre de Ayuso
La candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

La candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso EFE

Resumen:

El Gobierno regional de la Comunidad de Madrid ha denegado al PSOE la información que le solicitó desde la Asamblea de Madrid sobre el expediente de Avalmadrid relativo a la concesión del crédito en 2011 a la empresa Mc Infortécnica S.L, en la que tenía participación el padre de la futura presidenta autonómica Isabel Díaz Ayuso.

Los socialistas preguntaron también al Ejecutivo autonómico sobre qué medidas han adoptado respeto a Avalmadrid tras el Informe de Análisis Forense de Revisión de determinadas Carteras de Avales, emitido por Forest Partners en febrero de 2019.

En respuesta, la Comunidad señaló que Avalmadrid es una sociedad «privada» que «no firma parte del ámbito de la administración público de la Comunidad de Madrid ni está incluida dentro del sector público autonoómico. Además, defiende que Avalmadrid «tiene sus propios órganos de Gobierno con autonomía propia para su toma de decosiones».

La familia de Ayuso aportó una finca como garantía del crédito concedido a Mc Infortécnica, según se ha publicado en los medios

«Por tanto, el Consejo de Gobierno no tiene facultades sobre el funcionamiento de la sociedad ni ha podido adoptar medidas en relación con el informe de referencia», han aseverado desde el Ejecutivo autonómico.

Según informaron diversos medios hace dos meses, Avalmadrid aprobó en marzo de 2011 la concesión de un préstamo de 400.000 euros a esta empresa y que como garantía, la familia de Ayuso aportó una pequeña finca de 558 metros cuadrados situada en un polígono industrial de Sotillo de la Adrada, en Ávila, escriturada entonces según el Registro de la Propiedad en 26.388 euros, es decir, 14 veces menos que el crédito concedido.

Apuntaban además que los técnicos de Avalmadrid alertaron del crédito público y advirtieron de que la nave que se puso como garantía era ilegal y sembró dudas sobre la capacidad de la empresa para devolver el préstamo.