Política

Un ex consejero de Justicia vasco pide liberar a 'Josu Ternera': "Cada día que pasa se pone en riesgo su vida"

Recuerda que se encuentra enfermo y que no se han cumplido las indicaciones médicas para su tratamiento. Su plataforma, Sare, convoca una marcha de apoyo a los presos para "desatascar nudos"

logo
Un ex consejero de Justicia vasco pide liberar a 'Josu Ternera': "Cada día que pasa se pone en riesgo su vida"
Joseba Azkarraga durante la presentación de la marcha en apoyo a los presos de ETA y en contra de su dispersión.

Joseba Azkarraga durante la presentación de la marcha en apoyo a los presos de ETA y en contra de su dispersión.

Resumen:

El ex consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, ha pedido hoy la excarcelación de Josu Urrutikoetxea, alias ‘Josu Ternera’, por razones de salud: «Cada día que pasa se pone en riesgo su vida». Lo ha hecho durante la presentación de una manifestación de apoyo a presos de ETA impulsada por la organización que él lidera y de la que es portavoz, Sare, y que aboga por terminar con la dispersión de los miembros de la banda en cárceles alejadas del País Vasco, así como por la puesta en libertad de los etarras enfermos y de más edad.

Azkarraga, que ocupó la consejería de Justicia con Juan José Ibarretxe entre 2001 y 2009, ha reclamado la puesta en libertad «inmediata» de Urrutikoetxea para que sea atendido de manera «urgente». Se suma así a la reclamación hecha por el colectivo de familiares de presos de la banda, Etxerat, que el pasado día 9 denunció el empeoramiento de la salud de ‘Ternera’. Quien fuera dirigente de ETA y uno de los miembros de la banda terrorista más buscado hasta su detención el pasado 16 de mayo -tras 17 años en la clandestinidad y huido- fue arrestado precisamente cuando se disponía a acceder a centro médico para ser atendido de su dolencia. Etxerat aseguró que su estado de salud ha empeorado desde su arresto hace ya dos meses y que no se ha cumplido la directriz dada por el médico que le visitó y que recomendó una operación de urgencia en el plazo de 30 días para atajar su problema.

La plataforma que lidera, Sare, convoca una marcha de apoyo a los presos y contra la «política de excepcionalidad» a la que se suman las comparsas de Bilbao

Azkarraga ha situado el caso de ‘Josu Ternera’ dentro de la política que se está aplicando al conjunto de los 248 presos de ETA que aún cumplen condena y que ha definido como propia de «un régimen de excepcionalidad». Sare ha convocado una manifestación para el próximo viernes, día grande de las fiestas de Bilbao y que recorrerá el centro de la capital vizcaína a partir de las 12.30 bajo el lema «Es tiempo de desatascar nudos. Todos juntos, los presos a casa». Azkarraga ha apelado a aplicar una nueva política penitenciaria a los presos de ETA después de que la banda «ha desaparecido» y de que, en su opinión, «los presos han continuado dando pasos a favor de la convivencia».

«Hay que empatizar»

Pasos que, ha apuntado, se habrían  producido «a pesar de que desde el ámbito de la Justicia y la Política en el Estado español se ha continuado respondiendo con represión en las cárceles». Para Sare es tiempo de comenzar a cerrar «heridas de tantos años de confrontación» y de «empatizar, de ponernos en el lugar del otro»: «Es tiempo de, sin olvidar, no odiar para poder avanzar».

La marcha prevista para el día 23 cuenta con el respaldo de las comparsas, las cuadrillas impulsoras de las fiestas de Bilbao y que, con apoyo del Ayuntamiento de la ciudad, organizan actos a lo largo de la Semana Grande que se inician este sábado. Precisamente, la decoración de algunas de las ‘txosnas’ o casetas que cada una de las comparsas instalan en el Arenal de Bilbao suele ser motivo de polémica por los mensajes que incluyen. Esta vez, el PP denunció que en una de ellas se reclama la excarcelación y regreso a casa de los presos de ETA encarcelados y huidos.

La presidenta del PP en Vizcaya, Raquel González reclamó al alcalde que ordenara la retirada de la citada ‘txosna’. González criticó que el PNV y el PSOE por decir que se indignan «con los ‘ongi etorri’, pero, luego, permiten sin inmutarse este montaje de txosnas vomitivo que tanto daño hace a las víctimas y a los bilbaínos de bien».