El diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto ha continúado este domingo con el enfrentamiento que empezó este fin de semana contra algunos tuiteros tras poner en el foco de su cuenta de la red social la situación del barco humanitario Open Arms. La polémica comenzó con un tuit donde criticaba a la «piadosa teocracia izquierdista» por envíar «a la hoguera» a quién critique al barco humanitario y «alguno de sus bien comidos pasajeros».

El de Ciudadanos publicó el comentario el mismo viernes, y argumentaba en otro que «el mayor drama lo viven aquellos que no pueden “pagar pasaje” a las mafias y están condenados a permanecer en Libia». «¿Por qué no preocupan tanto?», se preguntaba. Justo ese mismo día, el ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, se negaba en la red social a permitir el desembarco de los migrantes, que llevan más de dos semanas a la deriva: «¿Reapertura de puertos? ¡No en mi nombre!».

Salvini respondía de esta forma a los intentos llevados a cabo por la Comisión Europea de encauzar la negociación entre los países que mostraban su disposición de acoger a los rescatados, un total de 134. Sin embargo, se vio obligado a cambiar sus intenciones “contra su voluntad”  y aceptar el desembarco de los menores a bordo del Open Arms. Lo hizo, según señaló en una carta recogida por el diario La Repubblica, porque se lo pidió el primer ministro, Giuseppe Conte.

En las últimas horas se ha conocido que España ha ofrecido el puerto de Algeciras para recibir al barco. Una iniciativa rechazada por la ONG, que asegura que su situación ya es insostenible y necesitan desembarcar ya con los migrantes. Nuevamente, Matteo Salvini ha reaccionado en las redes sociales celebrando la decisión del Ejecutivo español: “Una buena noticia. Quien resiste, vence. Solo contra todos (…). El Gobierno español abre los puertos”.

Reacción en Twitter

El tuit de De Quinto no pasó inadvertido en las red social, donde otros tuiteros le han reprochado su actitud. Durante las últimas horas, De Quinto ha respondido a algunos de sus críticos. «Solo un miserable como tú, que vive de la extorsión y el sectarismo, puede ignorar el éxodo venezolano», afeaba al portavoz de Facua Rubén Sánchez, que calificaba también al naranja de «miserable».

De Quinto también ha conestado a una usuaria que defendía al portavoz de Facua: «Se que eres la mujer del que me ha llamado «miserable»… dile al cobarde que deje de enviarme mensajes a través tuyo y que se disculpe».

Las respuestas seguían y esta vez una iba dirigida al coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón. El diputado espetaba a Garzón criticando la trayectoria del Partido Comunista «para no desaparecer». «Entre tanto agitan el ‘Open Arms para que no se hable del ‘Maduro Arms'», señalaba. En un último tuit, De Quinto explicaba que no estaba acostumbrado a los insultos y que lamentaba responder alguna vez «con la misma moneda».