Política

El Gobierno da otra alternativa al Open Arms: desembarcar en el puerto "más cercano"

Migrantes este sábado en la cubierta del Open Arms.

Migrantes el sábado en la cubierta del Open Arms. EFE

El Gobierno ha hecho una segunda oferta al Open Arms: desembarcar «en el puerto más cercano», ofreciendo el puerto de Palma de Mallorca o el de Mahón, en Menorca. La propuesta se produce después de la negativa de los responsables de la ONG a dirigir la embarcación a Algeciras, tal y como había planteado primero el Ejecutivo.

La ONG española ha rechazado la primera oferta, alegando que la situación a bordo del barco es «insostenible» y necesitan desembarcar de forma urgente. Según han informado a Efe fuentes del Gobierno de Mallorca, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha telefoneado esta tarde a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para proponerle que uno de estos dos puertos acojan al Open Arms, una propuesta con la que la presidenta de las islas ha estado de acuerdo.

El buque lleva 17 días frente a la costa de Lampedusa sin poder desembarcar por la prohibición del Ejecutivo italiano. «La inconcebible respuesta de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro de Interior, Matteo Salvini, de cerrar todos sus puertos, y las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo Central, han llevado a España a liderar nuevamente la respuesta a una crisis humanitaria», asegura un comunicado emitido este domingo por Presidencia.

«Los puertos españoles no son ni los más cercanos ni los más seguros para el Open Arms, como los propios responsables del buque han repetido estos días, pero en estos momentos España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea», señala el texto oficial. Y añade: «la situación de los migrantes del Open Arms ha causado desde el primer momento una gran preocupación en el Ejecutivo, cuyo propósito ha sido encontrar la mejor solución común, que, tras la recepción del barco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países miembros, entre ellos España».

El Gobierno aprovecha el comunicado para lanzar un mensaje a sus socios comunitarios y a las autoridades europeas, que han sido incapaces de llegar a un acuerdo para solventar el drama humano vivido estos días en la cubierta del Open Arms. «Los acontecimientos de estos días vuelven a demostrar la necesidad de renovar ese mensaje y de avanzar y establecer una solución europea, ordenada y solidaria ante el reto migratorio. Resolver la crisis del Open Arms debe servir de impulso a la familia europea para seguir trabajando con los valores de progreso y humanismo que impulsaron su creación y que afianzarán su liderazgo ético en el mundo», concluye el Ejecutivo.

Inmigrantes a bordo del Open Arms, a la espera de poder desembarcar.

Inmigrantes a bordo del Open Arms, a la espera de poder desembarcar. EP

Ayer, el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, anunció que sólo permitiría desembarcar a los 27 menores que viajaban en el  barco y dejó claro que lo hacía obligado por Giuseppe Conte. «Hago esto contra mi voluntad» y solo «porque me lo ha pedido el primer ministro», aseguró el titular de Interior.

Horas antes, el Open Arms se había declarado «en estado de necesidad». Sus responsables advirtieron que después de 16 días sin poder desembarcar a los migrantes rescatados ya no podían garantizar la seguridad de las 134 personas que están a bordo.

«Después de 16 días a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, de 6 evacuaciones médicas y de haber informado sobre nuestra situación a las autoridades, sin que hayamos obtenido ninguna respuesta, nos encontramos en situación de necesidad y ya no podemos garantizar la seguridad de las 134 personas a bordo», aseguró una portavoz de la ONG.

El responsable de Interior italiano ha celebrado el anuncio del Ejecutivo de Sánchez: «Una buena noticia. Quien resiste, vence. Solo contra todos (…). El Gobierno español abre los puertos», ha manifestado en un vídeo en redes sociales. También ha ironizado sobre su actitud en los últimos días: «Salvini es horrible, malo, racista; es responsable de todo (…). Este domingo me he despertado con un mensaje del Open Arms en el que hablan del miserable ministro Salvini, de una vergüenza mundial».

Incidentes este domingo

Este domingo al menos cuatro migrantes a bordo se han lanzado al agua para tratar de alcanzar la isla de Lampedusa, según un vídeo difundido por Òscar Camps en Twitter.

Las imágenes muestran cómo algunos socorristas se acercaban nadando a los migrantes con la intención de «pararlos».

«Avisamos hace días, la desesperación tiene límites», ha añadido el fundador de Open Arms, en cuyo barco están confinados 107 migrantes y refugiados desde hace 18 días a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro.

 

 

Comentar ()