Política

Suprimen el saludo a la delegación de Irán tras las quejas de Vox por "trato diferente a las mujeres"

El Congreso matiza que simplemente dio traslado de un recordatorio enviado por la embajada de Irán por el que se establecía que las mujeres no podían estrechar la mano a los delegados iraníes

logo
Suprimen el saludo a la delegación de Irán tras las quejas de Vox por "trato diferente a las mujeres"
El Hemiciclo del Congreso de los Diputados.

El Hemiciclo del Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

El Congreso de los Diputados recibe este martes a una delegación de Irán, que se reunirá con los portavoces de los grupos representados en la Comisión de Asuntos Exteriores. Sin embargo, Vox ha asegurado que no asistirá al encuentro pese a que había confirmado su presencia, y ha argumentado que el protocolo de la visita contempla un «trato diferente para las mujeres».

El Grupo Parlamentario de la formación que dirige Santiago Abascal ha denunciado que la Cámara ha trasladado instrucciones precisas para la visita y que estas «incluyen que las mujeres que asistan no podrán estrechar la mano de los representantes de Irán, sino solamente mirarles, pero de lejos».

Frente a las críticas de los de Santiago Abascal, la Cámara ha decidido suprimir finalmente el saludo protocolario a los emisarios iraníes, por lo que la visita del titular de Asuntos Exteriores de Irán, Mahmoud Barimani, comenzará directamente. Pese a los cambios, el partido «mantiene su decisión de no asistir a este acto para el que se habían aceptado esas inadmisibles normas de protocolo».

Desde Ciudadanos confirman también que recibieron una llamada «para decirnos que las mujeres no podían dar la mano a la delegación iraní» y, a diferencia de Vox, sí asistirá un representante naranja por «cortesía parlamentaria». La portavoz de Cs en la Comisión de Exteriores, Melisa Rodríguez, ha asegurado no obstante que no acudirá personalmente a la recepción por «no compartirlo políticamente» y «no respetarse los derechos humanos».

El Congreso, sin embargo, asegura que no ha dado ninguna instrucción en este sentido y que sólo se ha limitado a trasladar un recordatorio enviado por la propia embajada de Irán que ha organizado la visita de la delegación.

Según trasladan fuentes de la Cámara a El Independiente, fue la propia embajada quien se dirigió al Congreso a través de un correo electrónico en el que agradecían el trabajo para facilitar la visita y aprovechaban para recordar su propio protocolo, que por motivos religiosos establece que los hombres no tengan contacto físico con mujeres en actos públicos. Según portavoces de la institución, se pretendía recordar el protocolo propio de la delegación para evitar situaciones incómodas a los propios diputados que pudieran desconocerlo.

Pese a esto, Vox ha remitido a los medios de comunicación un comunicado en el que asegura que no participará «de un acto que exige un trato diferente para las mujeres -relegándolas en este caso a un papel secundario- y denuncia que, en la Cámara que representa a todos los españoles, se acepte esta inadmisible exigencia de la delegación de Irán». Desde el Congreso, no obstante, aseguran que este tipo de visitas se producen habitualmente y que siempre han participado mujeres con un trato cordial con las delegaciones.