Política

La polémica empresa de detectives Método 3 se persona como acusación en el caso Villarejo

logo
La polémica empresa de detectives Método 3 se persona como acusación en el caso Villarejo
El comisario jubilado e investigado en la Audiencia Nacional, José Manuel Villarejo.

José Manuel Villarejo

Resumen:

La extinta agencia de espías Método 3 se persona como perjudicada en el denominado caso Villarejo. Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha aceptado la personación como perjudicados de dicha agencia y de su ex director Francisco Marco en la pieza Land de la operación Tándem, donde se investiga a la hija del promotor de La Finca Susana García-Cereceda por contratar los servicios del polémico agente encubierto en plena pugna por la herencia millonaria tras el fallecimiento del patriarca. En dicha pieza se aportó un audio, interceptado al comisario José Manuel Villarejo en noviembre de 2017, donde el agente encubierto se jactaba con su socio Rafael Redondo de haber realizado informes de inteligencia con los discos duros que la Policía Nacional se incautó en los registros llevados a cabo por orden del Juzgado de Instrucción 14 de Barcelona en febrero de 2013. E

La extinta agencia de espías Método 3 se persona como perjudicada en el denominado caso Villarejo. Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha aceptado la personación como perjudicados de dicha agencia y de su ex director Francisco Marco en la pieza Land de la operación Tándem, donde se investiga a la hija del promotor de La Finca Susana García-Cereceda por contratar los servicios del polémico agente encubierto en plena pugna por la herencia millonaria tras el fallecimiento del patriarca.

En dicha pieza se aportó un audio, interceptado al comisario José Manuel Villarejo en noviembre de 2017, donde el agente encubierto se jactaba con su socio Rafael Redondo de haber realizado informes de inteligencia con los discos duros que la Policía Nacional se incautó en los registros llevados a cabo por orden del Juzgado de Instrucción 14 de Barcelona en febrero de 2013. Esos informes, según explicaba el propio comisario, nunca se entregaron a ningún juez. Por su parte, los Cereceda encargaron al agente vinculado a las cloacas del Estado  que consiguiera la información que Método 3 tenía sobre ellos.

Robo de información

A raíz de estos hechos, en un escrito remitido a la Audiencia Nacional, Francisco Marco, ex director de Método 3, y la propia empresa solicitaron el pasado mes de julio su personación en este procedimiento al entender que en esos dispositivos de memoria informática se encontraban  “de forma inequívoca información de los trabajos de seguimientos e informes, realizados por la agencia de detectives, que el comisario Villarejo ha obtenido para desviar dicha información y utilizarla para su beneficio personal, fuera de toda investigación judicial y policial”.

Desde la controvertida agencia de espías entienden que el comisario José Manuel Villarejo habría utilizado la información almacenada en los nueve discos duros interceptados por la Policía para “trasladar dicha información a terceras personas lo que puede suponer la comisión e uno o varios delitos de revelación de secretos por funcionario público, así como custodia de documentos”.

La trama de espionaje

La agencia Método 3 fue investigada por formar parte de una trama de espionaje después de que saliera a la luz pública que habían grabado a la ex líder del PP de Cataluña Alicia Sánchez Camacho en una comida con la ex pareja sentimental de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, en el restaurante La Camarga en el año 2010.

Álvarez, denunció ante la Policía que el primogénito del clan Pujol regresaba de Andorra con “grandes cantidades de dinero” en billetes de “500 euros”, y actuó como confidente durante años. Tal y como desveló en exclusiva este medio, la ex pareja del primogénito cobró durante meses de los fondos reservados por colaborar con la Policía en la investigación que permitió descubrir el patrimonio oculto de la familia del ex presidente de la Generalitat.