«Pido a los canadienses que me perdonen». El primer ministro, Justin Trudeau, se ha defendido de las acusaciones de racismo después de que la revista Time haya difundido una foto en la que se le ve disfrazado de árabe y con la cara y manos pintadas de negro. Por esta foto de una fiesta cuando era profesor universitario sus contrincantes están pidiendo que dimita.

Justin Trudeau, nacido en Ottawa en 1971, en el seno de una familia de políticos, despertó entusiasmo cuando fue elegido hace cuatro años por su gran atractivo mediático. Su madre, Margaret Joan Sinclair, era hija de un ministro de Pesca. Margaret Trudeu, 29 años más joven que su marido, el padre de Justin, modelo, escritora, se relacionaba con Mick Jagger y Andy Warhol.

Guapo, inteligente, cosmopolita, ganó por mayoría absoluta en 2015, lo que en las elecciones del 21 de octubre parece imposible. Su mayor expectativa sería quedar por delante de los conservadores, pero está lejos de alcanzar el 40 por ciento de entonces.

Ahora ha reconocido que metió la pata. «Asumo la responsabilidad por haberme disfrazado de Aladino en la gala Noches Árabes. No debería haberlo hecho», ha explicado a los periodistas. «Entonces no creía que fuera racista. Hoy me parece racista y por eso me disculpo».

A su vez, Trudeau ha reconocido que también se maquilló en el instituto para interpretar una canción del folklore jamaicano, Day-O, que solía interpretar al cantante afroamericano Harry Belafonte. Y no para ahí la historia: Global News ha revelado este jueves un video en la que se le ve a Trudeau con pintura negra, también en brazos y piernas. Un miembro del Partido Liberal ha confirmado la autenticidad del video.

En Canadá y Estados Unidos, el llamado blackface, o maquillaje empleado para simular la raza negra en el siglo XIX especialmente, fue muy criticado por el Movimiento por los Derechos Civiles. En 1960 logró que se ilegalizara en EEUU. Cuando aún había esclavitud, los actores daban vida a personajes de raza negra, disfrazados y maquillados, y con una apariencia de felicidad totalmente contraria a su vida real.

También remite a la película Birth of a Nation (1915), película supremacista, dirigida por D.W. Griffith. En este filme se representa a los personajes de raza negra como si fueran estúpidos y primitivos.

El rival más directo de Trudeau en las elecciones legislativas del 21 de octubre, el conservador Andrew Sheer, ha sido contundente. «Era racista en 2001. Es racista en 2019». Ha remarcado Scheer que este hecho demuestra que Trudeau «no está capacitado» para liderar Canadá.

En 2001, cuando se realizó la foto, Justin Trudeau tenía 29 años y era profesor en la West Point Grey Academy. La foto, ahora rescatada por Time, aparece en el anuario de este centro académico.

«En 2001, cuando era profesor en Vancouver, asistí a la gala de fin de año. Era una noche temática, noches árabes. Me disfracé como Aladino y me puse maquillaje. No debería haberlo hecho. Lo hice y lo siento muchísimo», ha dicho Trudeau.

El Partido Liberal y el Conservador luchan por el liderazgo con vistas a las elecciones del 21 de octubre. Esta revelación sobre Trudeau ha llevado a algunos periodistas a plantearle si renunciará al cargo. El primer ministro ha preferido disculparse y no contestar a esta cuestión. «Asumo la responsabilidad por haberme equivocado. No debería haberlo hecho».

Las últimas encuestas apuntan que el Partido Conservador contaría con un 34,4 por ciento de apoyo electoral y el Partido Liberal un 34,2 por ciento, según CBC News. El Nuevo Partido Democrático socillegaría al 13,5 por ciento, y el Partido Verde un 9,7.

En las elecciones de octubre de 2015 Justin Trudeau se impuso por mayoría absoluta al conservador Stephen Harper. Acabó con una década de dominio conservador. El Partido Liberal logró superar el 40 por ciento de los votos y 180 del total de 338 del Parlamento. Los conservadores se quedaron en 99 diputados.

La oposición, indignada

El líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh, difundió un video en el que decía: «Al ver esta imagen, muchos niños pensaran en cómo se han burlado de ellos alguna vez, cómo les han humillado, cómo les han insultado, por ser cómo son».

Singh, nacido en Scarborough, Canadá, hijo de inmigrantes del Punjab indio, es el primer líder político de uno de los principales partidos políticos canadienses procedente de una minoría.

Cuando fue elegido en 2015, Justin Trudeu, hijo del que fuera primer ministro Pierre Trudeau, formó un gobierno paritario por primera vez en la Historia y con gran diversidad étnica. Por ejemplo, Maryam Monsef, que había salido de Afganistán dos décadas antes, se encargaba de supervisar la reforma democrática. «Es importante que nuestro gabinete refleje cómo es Canadá», dijo entonces Trudeau.

Considerado como la antítesis del proteccionista Donald Trump, el cosmopolita Justin Trudeau también ha sido cuestionado por su apoyo al oleouducto Trans Mountain, que va desde Alberta hasta la Columbia británica, a pesar del rechazo de la comunidad indígena y de los ecologistas.

A su vez una comisión ética investiga si Trudeau solicitó al fiscal general que no actuara contra el gigante empresarial SNC Lavalin.

Tras jurar como primer ministro, el 4 de noviembre de 2015, Trudeau escribió una carta abierta dirigida a los canadienses: «Cuando cometamos un error, como todos los gobiernos hacen, es importante que reconozcamos el fallo y aprendemos de ello…. Sabemos que no esperáis que seamos perfectos». Trudeau no es perfecto, aunque lo parezca.