Política

Policías y guardias civiles responden a la Generalitat: "Estaremos aquí siempre"

logo
Policías y guardias civiles responden a la Generalitat: "Estaremos aquí siempre"

El director de la Guardia Civil, Félix Azón, durante un acto en Huesca. EFE

Resumen:

Policía y Guardia Civil se han hartado de las ofensas públicas de la Generalitat, cuyo vicepresidente, Pere Aragonès, ha calificado de «vergüenza» las declaraciones del jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Pedro Garrido, en las que loaba la actuación de la Guardia Civil en las detenciones de los CDR acusados de terrorismo y se refería indirectamente al rol de los Mossos en la crisis de septiembre y octubre de 2017.

«Mientras la Junta Electoral exige neutralidad a algunos», ha lamentado este jueves Aragonès, permite que la Guardia Civil se posicione políticamente. La Generalitat ha redoblado sus ataques contra los cuerpos policiales esta semana, días después de aprobar en el Parlament la declaración en la que se exigía su retirada de la Comunidad Autónoma.

Ante este clima de tensión, y en las horas previas a la publicación de la sentencia del juicio al procés, los agentes han dicho basta. «Estaremos siempre aquí pese a la incomprensión y el menosprecio», ha dicho este jueves el comisario de Luis César Suanzes, responsable de la Policía Nacional en la provincia de Gerona. «Vivimos unos momentos y unas circunstancias en las que no toda la sociedad a la que servimos sabe apreciar la inestimable labor que realizamos en cumplimiento de los mandatos de la Constitución, de las leyes y de la justicia», ha dicho durante la celebración de la fiesta patronal del cuerpo.

‘No nos hemos ido nunca de ningún acto’

Al mismo tiempo, asociaciones de guardias civiles han respaldado al general jefe de la Zona de Cataluña, Pedro Garrido, por su discurso durante el día de la Patrona en Barcelona.

Llevamos dos años yendo de uniforme a multitud de actos por toda Cataluña y en casi todos las autoridades portaban el lazo amarillo»

«Llevamos dos años yendo de uniforme a multitud de actos por toda Cataluña y en casi todos las autoridades portaban el lazo amarillo que es el símbolo que utilizan muchos cuando nos acosan, insultan y amenazan, y nosotros por esto no nos hemos ido nunca de ningún acto», han comentado a Europa Press desde la asociación profesional APROGC.

La Unión de Oficiales, otra de las asociaciones profesionales con representación en la escala de mando de la Guardia Civil, critica en un comunicado el «abandono de forma precipitada» del acto en Barcelona del secretario general de la Conselleria de Interior, Brauli Duart; el director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer, y el comisario jefe de la policía autonómica, Eduard Sallent.

Esta asociación califica de «magnífica» la alocución del general Pedro Garrido y pide a las autoridades catalanas que detallen de forma pública qué fue lo que los ofendió. «Gracias al trabajo de la Guardia Civil, supuestos delincuentes que quisieron alterar el orden constitucional por vías ilegítimas, hoy se encuentran a disposición judicial, a punto de ser enjuiciados», sostiene.

«Este trabajo no es un capricho», continúa la Unión de Oficiales, «es el que nos encomienda la ley y por el que nos pagan los españoles y, dicho sea de paso, esa misma obligación la tiene que cumplir y hacer cumplir los Mossos».

La AUGC, asociación mayoritaria dentro de la Guardia Civil, también ha emitido un comunicado en el que considera que el «desplante» de los Mossos lo que evidencia son las «tensiones bajo las que trabajan los guardias civiles en Cataluña».

‘Hostigamiento’

Esta organización se refiere al dispositivo conjunto con Mossos previsto para hacer frente a posibles disturbios una vez se haga pública la sentencia del Tribunal Supremo sobre los líderes del ‘procés’. «No creemos que actitudes como la mostrada ayer por parte de los representantes de la policía autonómica ayuden a facilitar la necesaria coordinación y colaboración bajo la que deben actuar todos los trabajadores públicos».

Recuerda AUGC que el pasado 1 de octubre, en el segundo aniversario del referéndum ilegal independentista, «volvieron a producirse acciones de hostigamiento contra los guardias civiles que trabajan en Cataluña». En este sentido, insiste en su solicitud de declarar Cataluña «zona de especial conflictividad hasta la solución de esta situación».

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, mandos de los Mossos d’Esquadra y cargos de la cúpula de la Conselleria de Interior de la Generalitat se reunieron este miércoles por la tarde tras la polémica en la celebración de la Patrona de la Guardia Civil.

Según fuentes de la Conselleria de Interior, Cunillera trasladó a los responsables de este departamento sus disculpas y las del Ministerio del Interior por estos hechos, pidiendo que esta polémica no afectara a la colaboración entre los tres cuerpos policiales. Fuentes de la Delegación del Gobierno negaron por su parte que se hubieran disculpado.

Desde el Ministerio del Interior se restó importancia al desencuentro y se puso el acento en que los representantes de Mossos y Generalitat se despidieron de forma cordial y que se mantiene la colaboración en el plano operativo.