Un acusado ha aceptado este jueves en la Audiencia Nacional siete meses de prisión por elogiar en la plataforma Youtube el terrorismo de ETA y proferir insultos contra Felipe VI, por lo que tendrá además que pagar una multa que asciende a casi 2.000 euros.

El acusado, J.A.G.R., ha reconocido los hechos y alcanzado un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, por lo que ésta ha rebajado su petición de pena que en principio era de tres años y diez meses de prisión a siete meses por un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro de injurias.

Además de la pena de cárcel, J.A.G.R. deberá pagar sendas multas de 1.260 euros por el primer delito y de 720 euros por el segundo.

Según el escrito de conclusiones del Ministerio Público, el acusado, a través del perfil que tenía en Youtube, «Elvis pulpul», publicó a lo largo de 2017 una serie de comentarios a vídeos de esa plataforma.

Los comentarios: ‘Viva ETA’ y ‘Borbón al paredón’

Respecto a un vídeo titulado «La llamada de ETA avisando del atentado de Hipercor», manifestó a través de su perfil: «Gora Euskadi libre. Borbón al paredón. Me cago en la puta bandera española».

También, a colación de un vídeo titulado «La viuda de Múgica sostiene la mirada a Txapote», hizo comentarios hirientes para las víctimas del terrorismo, como «esa asquerosa vieja mirando así a un luchador por la libertad para el País Vasco. Viva ETA», explica el fiscal.

En el vídeo de un documental sobre ETA, emitido por TVE y titulado «Resistencia en España-1975», publicó comentarios del tipo, «ojalá que ETA dé buena cuenta de Felipe VI», y aseguró: «Me da igual que me metan en la cárcel, sería un preso político y un líder revolucionario».

En relación con otros vídeos colgados en esta plataforma introdujo comentarios del mismo tipo contra los Borbones, alabando a ETA, menospreciando a la Guardia Civil, a cuyos integrantes llama «perros del estado» y llega a pedir para ellos «una bomba ahí ya».

Tampoco se libraron de sus insultos los gitanos a los que tilda de «vagos, traficantes y ladrones».

Las expresiones contenidas en los mensajes «constituyen un incentivo indirecto al lector a apreciar de manera positiva la realización de un acto criminal, y tienen como fin desencadenar un reflejo emocional de hostilidad, incitando y promoviendo el odio y la intolerancia», destaca la Fiscalía en su escrito.

El Grupo de Información de la Guardia Civil de Albacete fue el que detectó este tipo de comentarios, todos procedentes del perfil «Elvis pulpul» y, tras localizar a su presunto autor, accedieron a su teléfono móvil.

En el terminal fueron halladas fotografías con el anagrama de ETA, de la bandera de la organización terrorista Dáesh, del investigado en ropa militar o de un hombre amenazando con un fusil a otro con el rostro tapado suplicando por su vida.