Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, se desplaza este sábado a Barcelona tras la gravedad de los disturbios en Cataluña durante toda esta semana.

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha informado a primera hora que aplaza su comparecencia prevista para las 10 horas de esta mañana hasta el mediodía debido a que con anterioridad se reunirá en la Consejería con Marlaska.

Está previsto que Marlaska y Buch visiten el centro de mando instalado en el Departamento de Interior. Posteriormente, el ministro del Interior visitará a los agentes heridos en esta semana de violencia callejera.

Este viernes por la noche, Marlaska compareció en Madrid para avisar a los independentistas violentos que el Gobierno recurrirá al Código Penal «con toda contundencia» y detalló que la pena para estos actos vandálicos puede ascender a seis años de prisión.

Mientras el ministro hablaba, las calles de Barcelona y de otras ciudades catalanas volvían a arder en la quinta noche consecutiva de graves disturbios. La noche se saldó con 54 detenidos y, según los servicios de Emergencias, con 182 heridos.