El colectivo Primer d’octubre, formado por militantes críticos de ERC, ha animado a las bases republicanas a rechazar la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, en la consulta interna que ha promovido el partido, que reivindican que tendría que ser vinculante «políticamente».

En rueda de prensa, el portavoz de este colectivo Xavier Martínez ha defendido que ERC solo debería facilitar la reelección del presidente en funciones si antes el PSOE se compromete por escrito a abrir una mesa de negociación para «afrontar el conflicto político» que hay en Cataluña con un «respeto» explícito al derecho de autodeterminación.

Martínez ha advertido de que, en su opinión, no basta con abrir una mesa de negociación, sino que ésta debe ir acompañada de un «contenido» por escrito que las bases republicanas deberían validar en una segunda consulta.

«No nos conformamos con una mesa vacía de Ikea, sería un engaño», ha avisado.

El colectivo Primer d’octubre ha aplaudido que la dirección de ERC haya convocado una consulta a la militancia sobre la postura a adoptar ante la investidura de Sánchez, algo que no se hizo en verano y que esta corriente crítica exigió.

Sin embargo, han lamentado la «poca claridad» de la pregunta -«¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?»-, pues consideran que «se tiene que votar que sí para decir que no».