Política

El Parlament cita a Carmena como experta para presionar por la libertad de los presos del procés

Manuela Carmena, en un debate electoral.

Manuela Carmena, en un debate electoral. EFE

La Comisión de Estudio de los Derechos Civiles y Políticos del Parlament citará a Manuela Carmena para que comparezca el viernes en la cámara en calidad de experta sobre derechos políticos. Así lo ha acordado esta comisión presidida por el republicano Ernest Maragall y en la que sólo participan los partidos independentistas y los comunes.

El objetivo es debatir el informe del Grupo de detenciones arbitrarias hecho público el pasado mayo, en el que se reclamaba la puesta en libertad de los procesados por el 1-O y compensaciones por lo que consideraban una prisión provisional injusta, además de exigir al Gobierno una investigación sobre el proceso judicial seguido contra los líderes independentistas.

La ex alcaldesa de Madrid ha sido propuesta por el presidente de la comisión y diputado de Esquerra en calidad de experta, puesto que formó parte del grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre detenciones arbitrarias entre 2004 y 2009. Este grupo ha hecho dos informes sobre los procesados por el 1-O a petición del abogado Ben Emmerson, miembro del equipo legal de Carles Puigdemont.

En invierno de 2018, Emmerson solicitó la revisión de la detención de Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Oriol Junqueras. Una petición que meses más tarde amplió a los ex consellers Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa. El pasado mayo se hizo público el informe final del grupo, en el que se reclamaba la puesta en libertad de los procesados.

El informe, aprobado en abril, se hizo público coincidiendo con la recta final del juicio del procés y el varapalo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). El TEDH rechazó el recurso de los líderes del procés asegurando que la suspensión del pleno del 9 de octubre de 2017 había sido «necesaria» para defender la «seguridad pública» y la «sociedad democrática».

La comisión de derechos civiles tampoco ha estado exenta de polémica. Impulsada por el presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, con el objetivo de «analizar la respuesta autoritaria» que el Estado había dado supuestamente al 1-O. Cs y el PP se negaron a participar en esta comisión, igual que en la comisión de investigación del 155. Pero los socialistas si participaron en su primera sesión.

Tras la segunda, la portavoz del PSC-Units en el Parlament, Eva Granados, anunció la decisión de abandonarla persuadidos de que el independentismo sólo buscaba en ella «otro plató del juicio». «Asistimos pensando ingenuamente que sería una comisión para hablar de cuestiones sustantivas y que tuvieran alguna utilidad para el conjunto de la ciudadanía, pero es otro plató, otro escenario del juicio».

Te puede interesar

Comentar ()