Los cimientos sobre los que se asienta Unidas Podemos han temblado este jueves después de que trascendiera uno de los mayores escándalos de la corta historia de la formación política. Dos de sus abogados han sido recientemente despedidos y ahora acusan al partido de tapar determinadas irregularidades financieras y anomalías en algunos procesos de elecciones primarias.

Según publicaba este jueves El Confidencial, José Manuel Calvente y Mónica Carmona, los dos letrados, habrían investigado los presuntos sobresueldos en la cúpula del partido. Al parecer, en el partido existe la sospecha de que hay personas que han incumplido la norma interna que establece que ninguno de sus cargos públicos puede ingresar más de tres veces el Salario Mínimo Interprofesional.

Las últimas declaraciones de bienes de los diputados de Unidas Podemos datan del momento en el que se inició la pasada legislatura, que fue en mayo de 2019. La página de Transparencia de Unidas Podemos, sin embargo, no se ha actualizado desde un año antes.

Según la información remitida al Congreso de los Diputados, Pablo Iglesias cuenta con un patrimonio no inmobiliario de 114.006 euros, distribuido en una cuenta corriente compartida, una de ahorro y otras individuales. Sus últimas rentas declaradas fueron de 46.460 euros, mientras que el préstamo hipotecario que mantiene al 50% con Irene Montero, concedido por la Caja de Ingenieros, asciende a 475.588.

El líder de Podemos tiene el chalé en La Navata (Galapagar, Madrid) a la mitad junto con Montero, una vivienda en Ávila, un automóvil y una motocicleta.

Su pareja, Irene Montero, dispone de fondos por valor de 147.777 euros en una cuenta personal,  otra que está asociada al cobro de una herencia y una tercera compartida al 50%. El salario como diputada que refleja su última declaración de bienes es de 79.025 euros. Por su parte, cuenta con una vivienda heredada en Madrid (al 50%) y otra en Ávila (50%), donde también es propietaria de un almacén (50%) y de una finca urbana (50%). En su haber, también se encuentra un automóvil.

Bienes de la cúpula

La también diputada Noelia Vera reconoce un patrimonio no inmobiliario de 28.189 euros y de una plaza de aparcamiento, un terreno ‘urbanizable’ y una parcela, en todos los casos heredados en una sexta parte.

Por su parte, Ione Belarra tiene 61.783 euros en una cuenta de ahorro. Sus rentas por rendimiento del trabajo que reconoció durante el anterior ejercicio fueron de 56.575 euros.

El también miembro del Consejo de Coordinación Estatal Pablo Echenique atesora un patrimonio no inmobiliario de 85.109 euros, del que 44.859 euros corresponden a depósitos bancarios, 40.192 euros a criptomonedas y 58 euros a acciones en la empresa Plebiotic S.L., dedicada a la investigación biológica.

En el caso de Gloria Elizo, secretaria de Políticas contra la Corrupción, sus bienes ascienden a 9.700 euros, de los que 1.000 euros están asociados a sus participaciones en la sociedad Alfetel S.L., dedicada a la gestión de comunicaciones. Elizo dispone también de una vivienda en Madrid, de un Renault Megane y debe 16.352 euros en una hipoteca.

El líder del partido en Castilla y León y secretario de Medio Rural y la España Vaciada, Pablo Fernández, declaró en el parlamento de esta comunidad autónoma 39.000 euros en cuentas bancarias, una motocicleta valorada en 1.400 euros y acciones de Telefónica por 1.011 euros.

Otros cargos

La secretaria de Políticas Sociales, Pilar Garrido, reconoce en su última declaración de bienes rentas como senadora por 55.639 euros y por sus trienios en la universidad, por 5.267. Posee un piso al 50% en San Sebastián y otro en Deba; y cuenta con dos hipotecas por 187.000 y 84.000 euros.

En el caso de Txema Guijarro, secretario de Análisis Electoral y Discurso, su patrimonio no inmobiliario es de 30.800 euros, mientras que sus rentas de diputado fueron de55.639 euros. También ha declarado un automóvil Nissan X Trial 4×4.

Uno de los señalados por los dos abogados –según El Confidencial– es Rafa Mayoral, a cuya exempresa, Kinema Sociedad Cooperativa Madrileña, de la que se desvinculó en 2014, el partido podría haber adjudicado contratos a dedo. Este diputado reconoce un patrimonio de 14.622 euros.

En el caso de Alberto Rodríguez, secretario de Organización, posee 22.694 euros en una cuenta corriente. El secretario de Comunicación y Tecnologías de la Información, Juan Manuel del Olmo, no ha cumplimentado su declaración de bienes en la web del partido, que sólo refleja su formación. En 2016, declaró en el Congreso de los Diputados un patrimonio de 27.402,28 euros.